ỌTÌN: Orisa que defiende contra los enemigos y provee hijos, salud, prosperidad, abundancia y larga vida

Ọtìn como la mayoría de los Òrìṣà posee su lado histórico como personaje que vivió en el mundo y su lado divino

Como personaje histórico, Ọtìn fue una mujer guerrera descendiente de cazadores, nacida en el pueblo de Otan, que se fue al pueblo de Okuku a batallar durante un período en que sus pobladores tenían constantes guerras con sus vecinos los Ijesa. Otin, junto con otros dos guerreros cazadores del lugar, llamados Agbona y Oloku, ideó un plan para evitar que el pueblo fuera invadido. Luego de algunos ataques por parte del enemigo, éstos se convencieron de que era imposible vencerlos, razón por la cual decidieron desistir. Después de que Otin logró su objetivo defendiendo a Okuku, regresó a su pueblo natal. Los pobladores le rogaron que no se marchara, pero ella se reusó diciendo que sólo regresaría a Okuku cuando existiera un hombre que fuera merecedor de ser su esposo. Poco tiempo después murió Agbona y Erinle fue quien le sucedió como líder de los cazadores. Erinle se hizo muy famoso en Okuku por su valentía y destreza como cazador y guerrero, él era también conocido como “Ọdẹ Dúdú” (el cazador oscuro) debido al hecho de merodear en la oscuridad de la noche como vigilante de los límites del pueblo, en caso de que el enemigo quisiera volver a atacar. La fama de Erinle llegó hasta el pueblo de Otin, ella muy curiosa e intrigada, regresó a Okuku para conocer a Erinle y sus proezas. Convencida de que era el indicado, se casó con él. Ella vivió algún tiempo con su marido, a quien acompañaba en la lucha. Sin embargo, después se terminaron peleando y ella se fue. Es entonces que la historia da paso al mito, ya que según la tradición oral, ella se transforma en un río a la salida del pueblo. El río fue nombrado “Otin” en su homenaje y con su cauce, se dice que Otin continuó protegiendo al pueblo de los ataques de los enemigos y esto hizo que empezara su culto como divinidad.      El culto a Otin, muy ligado al culto de Erinle, se extiendió al principio a algunos poblados cercanos a Okuku y luego a otras partes de la tierra yoruba. Lugares como Igbaye, Inisa, Eko-Ende (Eko-Eyinde), Iragbiji, Ilobuu, Ijabe, Eko-Ajala, entre otros cercanos a Okuku y al río Otin, tienen festivales anuales en su homenaje, donde una “arugba” carga la “calabaza de Otin” sobre su cabeza en procesión, junto con la sacerdotiza principal de Otin, cuyo título es “Iyangba” y el “Aworo Otin” (sacerdote masculino). En la mayoría  de los lugares de culto a esta òrìsà en la tierra yoruba, se inician personas para Otin y la òrìsà se manifiesta a través del trance.  Generalmente, Otin en los templos está acompañada de su marido Erinle, quien muchas veces es simplemente llamado “Ode” (haciendo referencia al apodo “Ode dúdú”), el río Otin es tributario del río Erinle, los pobladores de la zona rinden culto a ambos.        Existe también alguna referencia sobre que Otin podría haberse casado con Obedu, que es otro òrìṣà ligado a la caza, con amplios poderes en “medicinas mágicas” originario de Ile-Ife,  pero cuyo culto realmente como divinidad empezó en Oba-Ile,  donde tiene su festejo anual y es el principal pueblo donde se le rinde culto hasta hoy en día. Allí se dice que Obedu era muy poderoso y fue consejero del propio Oduduwa. Sin embargo, sobre esta hipótesis cabe señalar que en Oba Ile no hay referencias sobre el hecho de que Obedu fuera marido de Otin, además de que el río Otin y el pueblo Okuku, están situados a una distancia muy considerable de Oba Ile. Por otra parte, tomando como referencia la historia de Okuku, todo comienza cuando Oladile, fundó un pueblo llamado “Iko-Ikin”, devido a que en el lugar habían palmeras de las que colgaban nueces de ikin, más tarde el nombre terminó transformándose en “Kookin”, según los datos históricos, el pueblo Kookin fue atacado y destruído por los enemigos en 1760, Oladile con su gente se transladó unos kilometros hacia el norte, para fundar el pueblo de Okuku. Después de varios años de tranquilidad, los enemigos empiezan a atacarlos. Aquí es donde aparece Otin, que viaja a Okuku para ayudar a los pobladores contra los enemigos. Teniendo esta referencia, podemos situar a Otin después de 1760 históricamente, mientras que Obedu que ayudó a Oduyale (hijo de Oduduwa según la tradición oral de Oba Ile) a fundar el pueblo de Oba-Ile, históricamente vivió en la época de Oduduwa, varios siglos antes que Otin. Esto no significa igualmente, que pueda existir alguna referencia mitológica, donde como divinidades,  Obedu pueda ser considerado también marido de Otin.      Otin como divinidad es considerada “reina de Okuku” y Erinle “rey de las aguas”. Las tapas de las vasijas llamadas “awo ota erinle”, que contienen los atributos de este òrìsà, son hechas casi siempre con esculturas de bustos (generalmente femeninos) en forma cónica que recuerdan una corona yoruba. Muchas de las esculturas de las tapas de las vasijas, están basadas en representar a la esposa de Erinle, la reina Otin, quien muchas veces va cargando niños en sus brazos y espalda. Por : Osvaldo Omotobatala.


 

 Robert Peralta de Armas en Facebook 

 


Valoracion Promedio
4 de 5 estrellas. 5 votos.
Mi Valoracion:

Tambien te puede interesar:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

iworos.com es una pagina web que sirve de soporte a una iniciativa sin fines de lucro,
por lo tanto apegada a la legislación vigente, no esta facultada para hacer ni recibir cobros de ningún tipo.
Cualquier recibo o factura comercial con el logotipo o el nombre de iworos.com es parte una estafa