El oráculo del Obbi (Coco) responde mucho mas que si o no

La forma mas sencilla de comunicarnos con los Oshas (Santos) es mediante el Coco

1. ALAFIA O O O O

Se produce cuando los cuatro pedazos coco caen con la parte interior o cóncava hacia arriba, o sea, cuatro blancos expuestos. Los practicantes de algunos de los sincretismos, al ver que este Odu ha salido en la tirada inmediatamente deben besar el suelo y saludar a Obi (que también es reconocido como una especie de Orisa, según se ha visto antes en los relatos mitológicos). Dicho saludo además es extensivo al Odu y a las entidades que hablan en él. Para dicho saludo se pronuncia el siguiente rezo en anagó: “Alafia, Alafia omó, Alafia agó, Alafia obí, Alafia arikú Babagüa. Ellionde Obatalá orú ayé”. (Paz y felicidad para tus hijos, para todos los seres humanos, para los vivos y los muertos. Que recibamos las bendiciones de Obatalá). Cuando se buscan respuestas de “SI” o “NO” a preguntas concretas (no en registros generales como estudiaremos en el próximo Oráculo de Biagüé), cuando esta Letra u Odu aparece, expresa un “SI” que debe ser confirmado con otra tirada (aunque los yorubas no la confirman, la dan por afirmativa). Para los sincretismos resulta una afirmación condicionada, la respuesta no es firme aún y hay que investigar qué sucede al respecto. Las repuestas definitivas posibles de acuerdo con lo que salga en la segunda tirada son las siguientes: Si se repite Alafia, entonces se dice que la Letra u Odu es meji y ratifica el “SI”, anunciando además mucha felicidad, abundancia de bienes, tranquilidad y buena salud. Por el bien que recibimos en esta confirmación hay que dar gracias diciendo en anagó: “Maferefun Obatalá”. (Bienaventurado Obatalá). Si sale Otagwa (Etawa, según la Religión Yoruba Ancestral), expresa que para que el “SI” sea completo habrá que localizar una dificultad que entorpece la buena marcha del asunto y ésta tendrá que ser resuelta cuanto antes. Por tanto, para que la bienaventuranza que anuncia Alafia sea posible, tendrá que buscarse la causa que la está obstaculizando, la que debe ser resuelta. Con Elleife (Ejife, según la Religión Yoruba Ancestral), significa un “SI” rotundo y seguro; los Orisas o Egúns están satisfechos y lo que anuncia la Letra u Odu es firme. También aquí se dan gracias al salir el Odu: “Maferefun Obatalá”. Con Okana Sodde (Okana, según la Religión Yoruba Ancestral), expresa que hay “algo mal hecho” que está molestando al Orisa o Egún. Dice rotundamente que “NO” a lo que se le pregunta. Expresa que todo depende de lo que desee adicionalmente el Orisa o Egún para que a cambio proporcione la firmeza en la afirmación de Alafia, además de lo que ésta anuncia. Con Oyekun Yekun (Oyeku, según la Religión Yoruba Ancestral), se confirma la presencia de “un espíritu u Orisa” en medio del registro, que está perturbando, y será preciso averiguar qué desea esta entidad. También puede estar anunciando la muerte próxima de alguna persona (familiar cercano o conocido, e incluso de la misma persona que consulta o es consultada). En este caso se deberán agotar las posibilidades investigando todo al respecto. Cuando esto sucede, el “SI” que anunció Alafia, así como los buenos augurios de la Letra, estarán en dependencia del resultado de la investigación mencionada. Dicha investigación consiste en ir preguntándole a Obi cada duda o cuestión específica; él irá respondiendo “SI” o “NO”, e irá despejando incógnitas. Se puede resumir afirmando que Alafia es Odu bueno cuando es meji o cuando está acompañado de Otagwa o de Elleife. Pero es “Letra mala” cuando viene acompañada de Okana Sodde y de Oyekun Yekun. En estos dos últimos casos y sólo cuando se consulta el coco para buscar respuestas de “SI” o “NO”, siempre habrá que preguntarle al Orisa o entidad que se consulta, qué hay que hacer para “disolver la Letra” o “alejar el mal que está anunciando”. En esta Letra hablan (en registro general, según se verá más adelante), los Orisas siguientes: Olofin u Olorun (Dios), Obatalá, Orunmila, Shangó o Sangó, Los Ibeyis o Ibejis, Babalú Ayé, y Unle o Inle.

 

2. OTAGWA / ETAWA O O O X

Se produce cuando caen tres cocos con la parte blanca y uno con la parte oscura hacia arriba. O sea, blancos y uno oscuro expuestos. Cuando se ve esta Letra u Odu inmediatamente se saluda a Otagwa con el siguiente rezo en anagó: “Obara ni Bara, Obara koso, Teiterio ayé, kikate ala kama ké, arayé, eluekón aché Ozanyin, Oggún Arére la boko”. (Changó y Eleguá me defienden contra el enemigo, y Ozain me protege de la maledicencia y la maldad. Ogún guerrea por mí porque no permite la injusticia). Concluido el saludo “hay que refrescar el coco” echando los cuatro pedazos en agua, después ésta se tira a la calle aguantando la vasija con las dos manos y tomando los cocos con la mano izquierda. Luego de tirar el agua se toca cuatro veces alternativamente la mano izquierda que tiene los cocos y el suelo, este último con la mano derecha, diciendo cuatro veces seguidas las siguientes palabras en anagó: “Mo fe loni unlo tori aru, oborí, efó, tori oré”. (Que lo malo se aleje de este lugar, de mi vida y la de los míos). Cuando aparece Otagwa (Etawa, en Religión Yoruba Ancestral), no es Odu o Letra firme; significa “puede ser”, “tal vez”, o “quizás”. Expresa dudas con respecto a lo que se está preguntando, aunque dice que “es posible” pero depende de que se haga lo que mande la entidad que está hablando. Habrá que buscar confirmación repitiendo la tirada. El resultado de esta confirmación también dependerá de la Letra u Odu que le suceda, teniendo las siguientes posibilidades de respuesta según las diferentes combinaciones: Con Alafia expresa “seguridad”, “SI” rotundo en respuesta a lo que se pregunta. En “registro general” indica contrariedad, que hay que tener cuidado con una dificultad, un enemigo oculto, o una oposición evidente. Con Otagwa otra vez, o sea, meji, indica también “SI con toda seguridad”, lo que se ha preguntado recibe una afirmación rotunda. En un registro general confirma que el enemigo oculto y la oposición que esta letra anuncia, están bien determinados y que habrá que hacer algo para protegerse de ello. Con Elleife es la reafirmación máxima del “SI” y todo lo que dice el Odu en registro general. Si le sucede Okana Sodde, la duda inicial queda disipada y ahora se convierte en un “NO” rotundo a lo que se pregunta. También reafirma que el enemigo oculto está muy cerca de nosotros, tal vez dentro de la misma casa, y que la oposición es una amenaza latente que nos traerá muchos problemas. De inmediato hay que preguntar si los aspectos negativos que se anuncian vienen por Ikú, por Ano, por Eyebale, por Ofó, por Iña, por Ona, por Achelú, o por Owó. Con Oyekun Yekun es un “NO” muy concreto, y hay que investigar urgentemente si se ha presentado un Orisa o un Egún en medio del registro y qué es lo que desea. En registro general este Odu anuncia muerte, enfermedad y tragedias. Se intenta definir preguntando si estamos ante un Orisa o un Egún, y que el que sea diga que es lo que quiere y cómo podemos resolver el problema. De cualquier manera cuando Oyekun Yekun aparece en registro general, lo más indicado es detener el registro e intentar buscar consejos con algún sacerdote (Babalawo u O’lorisa), el cual debe consultar sus sabios oráculos, pues puede ser que la amenaza sea sobre la misma persona que consulta y ello hay que definirlo urgentemente. Con Oyekun Yekun no se juega. Este Odu “es siempre malo” cuando aparece en registro general, y quienes únicamente están capacitados para quitarlo o neutralizarlo son los sacerdotes mencionados; nadie más. Cuando sale no debe perderse tiempo, pues se dice que “el Egún o el Orisa está parado en la puerta de la casa”. Las entidades que hablan en esta Letra u Odu en registro general, según se verá más adelante, son las siguientes: Shangó, Yemayá, Oshún, Eleguá, Ogún, Ochosi, e Inle.

 


 

3. ELLEIFE / EJIFE O O X X

Se produce cuando salen dos cocos con la parte blanca y dos con la parte oscura hacia arriba. O sea, dos blancos y dos oscuros expuestos. Esta Letra u Odu es la más grande del coco; expresa el “SI” más claro y exacto y no necesita ser confirmada nunca. En registro general indica firmeza absoluta, bien y grandeza. Dice “lo que se sabe no se pregunta”. Al salir esta Letra, quien pregunta recogerá los pedazos de coco y los apretará contra su pecho rezando lo siguiente: “Baba Ozun, Ochoosi, Obatalá melli Belli Olúo aché okán mi okán a Oricha moforibale moguoleti mi aché okán”. (Mi padre Ozun, Oshoosi, Obatalá, Ibejis. Saludos de corazón de este humilde servidor de los Orisas que sólo pide iluminación espiritual). Inmediatamente terminado el saludo anterior se procederá a dar gracias de la manera siguiente: “Elleife Olúo, eyite omó, arikú Baba wa. Baba Eleggüá moforibale laroyé to deum lo Osun ni Iyá agó, mollubba okokán laroyé” (Bienvenida la paz y la felicidad de este augurio. Gracias mi padre Eleguá, mi madre Oshún, por escuchar los ruegos que brotan del corazón de este servidor). Al terminar esta oración de gracias, póngale alguna ofrenda a Eleguá (en este caso, debe consultar cuales son las ofrendas del agrado de este Orisa). En este Odu, en registro general, hablan las entidades siguientes: Obatalá, Los Ibeyis, Eleguá, Ogún, Ochosi y Osun.

 

4. OKANA SODDE / OKANA. O X X X

Se produce cuando sale un solo coco con la parte blanca y tres cocos con la parte oscura hacia arriba. O sea, un blanco y tres oscuros expuestos. Al salir esta Letra u Odu se echan cuatro poquitos de agua en el suelo y se enciende una vela que se dedica a los espíritus, y siempre estando de cuclillas en el suelo, se dice: ¡Alufina! (Saludo muy específico que se dirige a Changó / Sangó). Toque el suelo tres veces y diga dos veces seguidas: “Mo fin karé, mo fin karé, goddo goddo, da fa mo fin karé, goddo ba ealafi kisieko beké lo rié, eña kan ori mi aferé asaka be re Ojuani mollubba abé ebá miomo omó ni mi. Mo cauye, mo wa Oggún, ko ri yeyé o alafi, Ogún, alafi owó alafi omó, alafi ka karien, kamarano kamerí eye arayé”. (Que la adversidad y la sombra de lo negativo que marca este signo como mensajero de los Orisas y los Egúns, sea desviada y borrada de mi destino por mis protecciones y mi Ángel de la Guarda. Pido a Ogún todopoderoso que me otorgue felicidad y me libre de todo mal). Este Odu expresa rotundamente que “NO” a lo que se pregunta, y en “registro general” anuncia algo malo, que nada sirve. Es letra “mala”. Anuncia cárcel, líos de justicia, peleas, etc. Es preciso preguntar al coco cómo romper este augurio o qué se puede hacer para quitarlo. Esta Letra “no requiere ser confirmada en otro lance”. Su respuesta es diáfana desde la primera vez que sale en registro. En ella hablan las siguientes entidades: Ikú, Oyá, Eleguá, Yewá, Babalú Ayé, Changó, Acayú, Naná Burukú, y Obba.

 

5. OYEKUN YEKUN / OYEKU. X X X X

Se produce cuando salen los cuatro cocos (Obinus) con la parte oscura hacia arriba. O sea, cuatro oscuros expuestos. Al salir esta Letra u Odu “todos los que están sentados deben levantarse en reverencia”, y el que pregunta se dará tres golpes en el pecho con la mano derecha y dirá: “Kawó kabie sile alafi Changó, Olufina Changó ». (Aplaque su ira y su agravio, mi poderoso padre Changó). Inmediatamente después, el que consulta se tocará el pelo y echará los cocos en agua junto con ocho pedazos de manteca de cacao. Encenderá una vela y dedicará un vaso de agua a Egún. Unos minutos después saca los cocos del agua diciendo: ¡Obi ekué! (Coco, habla claro). Acto seguido tiene que investigar quién se ha presentado en el registro. Para ello tira los cocos, preguntando cada vez si es un Orisa, un Egún (amigo o enemigo), ya que puede ser un muerto de Nganga enviado para hacer daño, y que avisa o trae la desagradable noticia de la muerte de alguien. Si fuese así, pregunte enseguida si se salva la persona haciéndole ebó. En caso de recibir respuesta con Alafia, Otagwa o Elleife, el Orisa está indicando que “SI” puede resolverse el asunto. Entonces procederá a poner a una persona de pie en la puerta principal de la casa, tomará la jarra del agua y los trozos de coco y se los colocará en la mano derecha. Se derramará agua de coco encima y se acostará boca abajo sobre la estera o sobre una sábana blanca, después de beber agua de coco. Al levantarse del suelo deberá decir: “¡Lo que es para bien, que para bien sea!”. Esta Letra no requiere ser confirmada con otra tirada; es firme por sí misma. Expresa tajantemente que “NO” a lo que se pregunta, sin dejar alternativas. Es el peor Odu que puede salir en un registro general. Es signo de muerte y por tanto anuncia muerte o mala situación, malos amigos y traición. Cuando sale en registro general, hay que detener dicho registro y buscar urgentemente asesoramiento de un Babalawo u O’lorisa. No hay alternativas, ni debe perderse tiempo. En esta Letra, en registro general, hablan las siguientes entidades: Ikú, Oyá, Changó, Obba, Naná Burukú y Yewá.

Extracto del libro El Oráculo de Biague que puedes descargar a continuación

File Size 431.80 KB
Downloads 1004

 

 

Jesús Verde Ire Oke

 


Valoracion Promedio
Sistema Operativo
Mi Valoracion:

Tambien te puede interesar:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

iworos.com es una pagina web que sirve de soporte a una iniciativa sin fines de lucro,
por lo tanto apegada a la legislación vigente, no esta facultada para hacer ni recibir cobros de ningún tipo.
Cualquier recibo o factura comercial con el logotipo o el nombre de iworos.com es parte una estafa