iworos.com es un portal que comparte informacion de espiritismo, osha e ifa para creyentes, iniciados, santeros y babalawos - Radio - Descargas - Libros

Cuando estamos en un registro o durante ceremonias, hacemos gestos que, en algunos casos, hasta nos parecen graciosos, pero en realidad, es otro de los tantos medios de comunicación, que utilizamos con nuestras deidades

Muchas veces verás que, en momentos dados, cuando estamos en un registro o durante ceremonias, hacemos gestos que, en algunos casos, hasta nos parecen graciosos. Muchos no comprenden el significado de esto, pero en realidad, es otro de los tantos medios de comunicación, que utilizamos con nuestras deidades o inclusive, medios de comunicación que están dirigidos a protegernos contra algún mal específico o inclusive, darnos un consejo.

Esto se debe a que cualquier realidad espiritual y/o humana, puede ser símbolo de algo. Aún en el lenguaje corriente, utilizamos gran variedad de símbolos, como cuando decimos que “esto es divino”, que “alguien se arrastra por el vicio”, que “escalamos la altura del éxito o de la virtud”, que “el odio nos enceguece”, que “debemos mirar en nuestra profundidad”, etc. Incluso, dentro de nuestra religión, cada parte del cuerpo humano tiene un valor simbólico (cabeza, manos, ojos, corazón, piernas, etc.). Recordemos, de paso, los dos movimientos de la simbolización según Freud: “El desplazamiento del sentido de un objeto hacia otro y la condensación en uno solo”.

De hecho, esto es mejor comprendido en el marco de religiones orientales, como los Mudras o las Asanas. Un mudra no es más que un gesto, considerado como sagrado por quienes lo realizan, hecho generalmente con las manos. Según sus practicantes, cada mudra posee cualidades específicas que favorecen al propio practicante. Junto con los asanas (posturas corporales), los mudras se emplean en la meditación dentro de las religiones orientales. Los gestos manuales comunes, forman una parte importante de la iconografía de estas religiones.

Esto no es muy diferente de lo que hacemos en religión yoruba. Tal como los Mudras y los Asanas, nuestras formas de lenguaje corporal, llevan diferentes objetivos como lo pueden ser el evitar enfermedades, evitar la muerte, evitar perder la vista, indicar que prestemos atención, evadir un peligro o que mostramos un respeto por nuestras deidades, que estamos arrepentidos por algo o simplemente protegiéndonos de algo en particular, según nos avisa Ocha/Ifá.

Por ejemplo, se dice que a Elegguá, debemos hablarle alto, definir claramente nuestros objetivos, pero además saludarlo de una forma muy particular, que, para él, es mostrar una forma de mucho respeto. Para ello, debemos ponernos de cuclillas y NUNCA de rodillas (un Asana o posición específica), golpeamos tres veces con la palma de la mano en el piso y comenzar a hacer nuestras peticiones o decirle para que estamos acudiendo a él. Una vez hecho esto, debemos pararnos, dar media vuelta, sacudir hacia atrás tres veces nuestros pies y hacer el gesto de “mover la cola” y nos retiramos (más Asanas).

Todo en esto, involucra la correcta y COMPLETA comunicación con la deidad, de quien llamamos su atención con tres palmadas, sacudimos los pies, indicando que tal como el perro (forma favorita de Elegguá, junto con su forma de ratón) iniciaremos nuestro camino confiados y contentos (Moviendo la cola) porque nuestra petición fue escuchada y tenemos la certeza de que esto va a ser así. Esto lo vemos hoy en día con muchos viejos, pero no lo vemos en ningún joven, por lo que me atrevo a aventurar, que ya cayó en desuso.

 

 

Otro caso típico, es cuando vamos a tirar coco a Ozun y debemos mostrar nuestro profundo respeto por él. Esto debemos hacerlo, levantando el pie izquierdo, representando, que al igual que él, nosotros nos sostenemos en un solo pie (Asana), lo cual representa el pincho con el cual él se para, para protegernos, nunca dormirnos y siempre estamos alertas, tal como lo debe hacer Ozun. De igual forma, siempre le bailamos dando vueltas en un solo pie. Esta es la forma correcta y completa de lenguaje, para comunicarnos con él.

Todo esto te debe dar una idea, de porque cuando saludas a una deidad, debes saludarla con posiciones (Asanas) que van en dependencia del sexo de la deidad de la cual se es hijo y no del sexo de la persona per se. Aun cuando la persona sea un “Siete Machos” de pelo en pecho, bigote tupido, con una cicatriz que le cruce la cara, pendenciero, su apodo sea “Pedro Navaja” y por la esquina del viejo barrio lo veas pasar, si su Ángel de la Guarda es femenino, este debe saludarlo con toda la femineidad que merece su deidad con una posición específica (Asana): Se pondrá de lado en la estera, con una mano en la cintura y la otra sosteniendo su cabeza y luego cambiará de lado y hará lo mismo. Esto, como puedes ver, forma parte del lenguaje que debemos usar con nuestras deidades.

De igual forma, no importa si la persona es mujer, con siete concursos de belleza ganados, dos de ellos en “Miss Bikini Internacional”, con títulos de “Lady” o de “Su Alteza”, que tenga un cabello sedoso, una piel de terciopelo y sus medidas sean 90/60/120… ¡Ups! ¡Ejem! Bueno, eh… bueno… Caballeros, por favor, todos tenemos “problemas” de distracción de la vista con alguna zona en particular ¿No? Está bien… está bien, se me fue un poco la mano, perdona… digamos 90/60/90, si su Ángel de la Guarda es masculino, ella tendrá que saludar a su Ángel de la Guarda como si fuese un hombre, o sea, completamente boca abajo y los brazos pegados al cuerpo.

Lo importante, es saber que, con este lenguaje corporal, más que nada, estamos enviado un mensaje a nuestras deidades, para que también sea “Escuchado” de forma correcta por ellas y puedan ver en nosotros, el respeto y devoción que sentimos, al comunicarnos adecuadamente. Eso también indica, la importancia de la simbología, posturas y lenguaje corporal dentro de nuestra religión.

En otras ocasiones, verás que hacemos un gesto, cuando vemos un Odu específico y de esta forma tratar de protegernos, de un mal específico del cual nos habla ese Odu. Uno de los ejemplos más comunes, es cuando vemos el Odu Ogbe Yono, donde verás que todo Babalawo que se respete, tocará su barriga y soplará su mano con los dedos apuntando hacia afuera de sí, tres veces y te dirá que hagas lo mismo que él ¿Qué significa eso? Simple. Ogbe Yono es un Odu que habla de serios problemas en el estómago y el sistema digestivo. Con este “Mudra”, estamos protegiéndonos indicándoles a esos males estomacales, de los cuales nos habla este Odu, que se vayan y al soplarlos los estamos enviando lejos. En otras palabras, no solo es algo así como un Mudra para mantener la salud, también lo es para protección contra este tipo de enfermedades.

Así también tienes el ejemplo de Okana Ogbe, donde con los dedos de nuestra mano derecha tomamos el lóbulo de nuestra oreja izquierda y con los dedos de la mano izquierda, tomamos el lóbulo de nuestra oreja derecha y damos tironcitos hacia abajo, en señal de que oiremos muy bien los consejos que nos va a dar este Odu, ya que son un tanto delicados. Así mismo, debemos abrir muy bien los ojos, en señal de que estaremos muy atentos a todo.

Esto te debe dar una idea, de la importancia que tienen estos gestos (Mudras) y posiciones (Asanas) que, en principio, parecen hasta divertidos, pero que son parte fundamental e INTEGRAL del lenguaje de respeto y devoción que sentimos por nuestras deidades por un lado y como simples gestos, pueden ser para protegernos de cosas malas que pueden traernos consecuencias al ver un Odu en particular, por el otro.

De esta misma forma, hay gestos que se consideran tabú y que no deben ser hechos por nadie, ni durante ceremonias, ni durante registros, ni mucho menos durante un Ebbó, ya que estos gestos son considerados como gestos mágicos con poder maléfico. Por ejemplo, en la antigua Roma era prohibido el cruzar las piernas en reuniones de magistrados o generales, porque consideraban que, con esta postura, se impedía o dificultaba, la toma de decisiones. Lo mismo ocurría durante las ceremonias y rituales religiosos, no se podía cruzar la pierna porque era signo de irrespeto ante lo sagrado. En nuestra religión, es exactamente igual, con la variante, de que no solo no puedes cruzar las piernas, tampoco puedes cruzar los pies (uno sobre el otro), ni los brazos, ni las manos, ni los dedos, ya que se considera como un agente bloqueador de lo que estés haciendo.

Es de suma importancia que un religioso, vaya enseñando estos gestos y posiciones a sus ahijados, así como las formas adecuadas hasta de los saludos, ya que estos son de suma importancia, para la comunicación adecuada a nuestros Orishas. El solo hecho de arrodillarnos y colocar nuestra frente contra el piso, cuando estamos Moyugbando o rezando a nuestros Orishas, es una señal de que nuestra confianza y respeto hacia ellos es tan grande, que ofrecemos nuestra cabeza.

Sin embargo, para que no digas que me hace falta algún “Mudra” o que te escondo información, te enseñaré de forma gratuita un “Mudra”, para cuando un estafador quiera hacerte pasar por tonto y no se le ocurra que puede jugar con tu fe y tus problemas.

Lo primero que debes hacer es cerrar el puño, con los dedos mirando hacia ti. Con mucha elegancia, subes el dedo medio y en dirección al estafador, lo colocas justo frente a su nariz. Claro que, si quieres darle un efecto más dramático, siempre puedes darle en la nariz, mientras haces el Mudra y le dices que querías ver qué tal le lucía el color rojo. Te garantizo que este Mudra hará que el estafador comprenda perfectamente, que contigo no puede jugar. El resultado es INFALIBLE.

Tu amigo de siempre,

Águila de Ifá

 

 

 Águila de Ifa en Facebook 

 


Archivado en:

Sobre El Autor

Avatar
WebMaster

Espiritismo - Osha - Ifa

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

iworos.com es una pagina web que sirve de soporte a una iniciativa sin fines de lucro,
por lo tanto apegada a la legislación vigente, no esta facultada para hacer ni recibir cobros de ningún tipo.
Cualquier recibo o factura comercial con el logotipo o el nombre de iworos.com es parte una estafa