Regístrate



Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.
Sabías que
  • Para saludar un iyawo toca tu corazón con tu mano de derecha y dile SANTO!
  • Durante el año de iyaworaje los santeros se les llama iyawo, nunca por su nombre!
  • Los santeros pasan un año vestidos de blanco (iyaworaje)
  • Orula se saludo diciendo Iboru, Iboya, Ibosheshe (completas las 3 palabras)
  • Si tienes Mano de Orula, al estar en presencia de un Babalawo debes saludarle a Orula
  • Los Orishas (santos) no bajan en sesiones de espiritismo
  • Los Babalaos nunca entregan Eleggua de Ota (Piedra)
  • Los Orishas (santos) solo hablan por el Caracol y el Coco
  • Los Babalawos no entregan collares de Osha! Solo los Santeros
  • El Eleggua que entregan los santeros es una PIEDRA! Nunca de Cemento
  • No existe el Eleggua espiritual! Eso es una estafa
  • Solo los babalawos entregan guerreros!

iworos.com es un portal que comparte informacion de espiritismo, osha e ifa para creyentes, iniciados, santeros y babalawos - Radio - Descargas - Libros

Muchos santeros insisten en afirmar que no es potestad exclusiva del babalawo matar en un cuarto de santo, pero aquí les dejo el pataki que les demuestra que están en un error

 

Hay muchos hermanos iworos (santeros) que afirman con vehemencia que no es obligatorio que un babalawo mate en el cuarto de santo y alegan que el Oba Oriate está facultado para ello, sin embargo, en Ogunda Irete, encontramos un pataki que demuestra que ellos están en un error:

Apataki de Ogunda – Irete : nacimiento de fifetu
En este camino vivía el un awo omo Oggun (hijo de Oggun) en pleno monte, por la maldición de su padre Obatala, al cual un extranjero blanco le había regalado un ada y un abe de acero y le enseño la aleación para convertir el hierro en acero, con esto, el había inventado el cuchillo.

El no tenia un amigo, pero un día caminando bastante cerca de su casa, encontró a un vecino que se llamaba Konikuo y criaba a su pequeño hijo huérfano de 10 años llamado Kenikuo. Un día Oggun le dijo que si quería acompañarlo a la plaza y Konikuo acepto y salieron caminando con el niño y este llevaba un perrito negro.

Cuando estaban a una hora de camino se sintieron unos tambores bata y acordaron ambos ir al lugar de donde venia el eco, y allí estaba montada Yemaya, y en eso tocan para saludar a Oggun y este se monta y hace piruetas, toma un poco se shakete para rociar a los presentes, cuando se da cuenta y ve el perrito negro en los brazos del niño, lo coge con furia, lo baila y muerde la yugular y le extrae toda la sangre, muriendo el perrito. Oggun no notaba el llanto del niño porque estaba embuido y los allí reunidos lograron alejarle de Edeyi (el nombre del Oggun que bajaba en él) .

Cuando él esta en su sentido común, su amigo Konikuo le dice, no te perdono que hayas sacrificado al perrito de mi niño que esta sufriendo por su perrito. Oggun no sabe lo sucedido, esta perplejo, trata de disculparse con su amigo y este comprende que fue un acto involuntario de Oggun, porque se había montado con Edeyi.

 

 

Konikuo le dice: ojala que no te pase con quien no sea tu amigo, como lo soy yo, y siguieron a la plaza a hacer sus compras y regresan a la casa, ya Konikuo convenció a su hijo de que se calmara ofreciéndole otro perrito.

Cuando llega el otro domingo Oggun invita de nuevo a Konikuo a ir a la plaza, ya que allí es donde se ven personas, (todavía Oggun era soltero) vuelven a suceder los toques de tambores bata, ellos oyen de lejos el eco y las melodías yorubas, ellos están cerca, Oggun corre a los tambores y Konikuo lo sigue, Oggun ya llega montado por Edeyi y coge el ada y le tira un tajazo a Konikuo y le hiere la mano a su amigo, diciéndole, esto es porque me maldeciste porque me comí el perrito de tu hijo.

Konikuo va para casa de Ozain que le atiende, cuando Oggun vuelve en si, uno de los oluos bata le dice lo que le hizo a su amigo. Al otro día va a la casa de su hermano Orunmila y le hace el cuento avergonzado, Orunmila le hace osode y le ve este Ifa, y le estimula diciéndole que el no tiene la culpa.

Al otro mes Oggun vuelve a casa de Orunmila y le dice: hermano te vengo a invitar para mi boda y quiero que seas el padrino. Gracias contesto Orunmila, ¿quien es la novia? Él le contesta que Toshe, la hija de Olokun. Orunmila se pone a meditar y le dice: Oggun, hermano si me oye no te casabas con la hija de Olokun, pues ella ha estado conmigo varias veces, y no es correcto que yo sea tu padrino en dicha boda, ni puedo callar ese secreto a ti que eres mi hermano.

Oggun, apenado y cabizbajo, se fue a su casa. el otro domingo estaba montado Yemaya en el toque cuando llego Toshe la hija de Olokun, y en eso Oggun se monta con Edeyi, y con un solo tajazo de su ada le arranco la cabeza a Toshe. Cuando Oggun vuelve en si, llora y se maldice, y va en busca de su refugio, a casa de su hermano Orunmila y le cuenta lo sucedido y le pide consejo.

Orunmila le dice: vamos a darle cuenta a Olofin del caso. Cuando le dan cuenta a Olofin, este le dice a Oggun: ofuy ere omo oggun awo laweye obe ada obini toshe lafinu, que quiere decir:  tu eres el dueño del machete y del cuchillo, pero desde hoy no lo podrás usar en ceremonia de osha, y sera Orunmila y sus interpretes los babalawos que usaran el cuchillo, para matarle a los Oshas. Y en homenaje a Toshe y por respeto a su padre Olokun no habrá ceremonia donde intervenga, que no se le brinde honor a la hija de Olokun Toshe y por respeto a su padre Olokun.
Y quien sin ser babalawo osara usar el cuchillo en osha tendrá maldición así lo dispuso Olofin; y así le dijo Orunmila a Oggun: To iban Eshu.

Queda claro que solo los babalawos están facultados a matar en el cuarto de santo, incluso los amenaza con una maldición, si quieres saber cual es la maldición que recae sobre los santeros que no hagan caso de esta regla de Olofin, pueden leerlo haciendo clic aquí

 

 Ire Oke omo Obatala ::.. Jesús Verde 

 


Archivado en:

Sobre El Autor

Babalosha - Autor

Fundador y Director - Geek, WebMaster & omo Obatala

8 Respuestas

  1. Otura Melli

    Esta historia para mi no es valida…. ya que deja una gran duda: El awo orunmila monta? Pasa muertos?… en nuestra creencia afrocubana, sabemos que no es así… por lo tanto, hay un relato que no convence.

    Responder
      • Otura Melli

        En este camino vivía el un awo omo Oggun (hijo de Oggun) en pleno monte, por la maldición de su padre Obatala, al cual un extranjero blanco le había regalado un ada y un abe de acero y le enseño la aleación para convertir el hierro en acero, con esto, el había inventado el cuchillo.

      • Otura Melli

        En este camino vivía el un awo omo Oggun (hijo de Oggun) en pleno monte, por la maldición de su padre Obatala, al cual un extranjero blanco le había regalado un ada y un abe de acero y le enseño la aleación para convertir el hierro en acero, con esto, el había inventado el cuchillo.

        El no tenia un amigo, pero un día caminando bastante cerca de su casa, encontró a un vecino que se llamaba Konikuo y criaba a su pequeño hijo huérfano de 10 años llamado Kenikuo. Un día Oggun le dijo que si quería acompañarlo a la plaza y Konikuo acepto y salieron caminando con el niño y este llevaba un perrito negro.

        Cuando estaban a una hora de camino se sintieron unos tambores bata y acordaron ambos ir al lugar de donde venia el eco, y allí estaba montada Yemaya, y en eso tocan para saludar a Oggun y este se monta y hace piruetas, toma un poco se shakete para rociar a los presentes, cuando se da cuenta y ve el perrito negro en los brazos del niño, lo coge con furia, lo baila y muerde la yugular y le extrae toda la sangre, muriendo el perrito. Oggun no notaba el llanto del niño porque estaba embuido y los allí reunidos lograron alejarle de Edeyi (el nombre del Oggun que bajaba en él) .

        Me refiero a esto, dice que es un awo omo ogun, pero mas adelante se monta el omo ogun!!!!! a eso me refiero… si es awo, no debria montarse..!!!!!

  2. Otura Melli

    Los Awoses, según nuestra creencia afrocubana, no deben montar, por lo que hace que la historia no sea confiable….. Esa historia la conozco, pero no como ogun siendo awo… si no, como iworo…

    Responder
    • iworos

      Por eso abure en la historia no dice que el omo Oggun es que se monta es awo… En ninguna parte del pataki aparece un awo!!! Lee bien

      Responder
      • Otura Melli

        En este camino vivía el un awo omo Oggun (hijo de Oggun) en pleno monte, por la maldición de su padre Obatala, al cual un extranjero blanco le había regalado un ada y un abe de acero y le enseño la aleación para convertir el hierro en acero, con esto, el había inventado el cuchillo.

        El no tenia un amigo, pero un día caminando bastante cerca de su casa, encontró a un vecino que se llamaba Konikuo y criaba a su pequeño hijo huérfano de 10 años llamado Kenikuo. Un día Oggun le dijo que si quería acompañarlo a la plaza y Konikuo acepto y salieron caminando con el niño y este llevaba un perrito negro.

        Cuando estaban a una hora de camino se sintieron unos tambores bata y acordaron ambos ir al lugar de donde venia el eco, y allí estaba montada Yemaya, y en eso tocan para saludar a Oggun y este se monta y hace piruetas, toma un poco se shakete para rociar a los presentes, cuando se da cuenta y ve el perrito negro en los brazos del niño, lo coge con furia, lo baila y muerde la yugular y le extrae toda la sangre, muriendo el perrito. Oggun no notaba el llanto del niño porque estaba embuido y los allí reunidos lograron alejarle de Edeyi (el nombre del Oggun que bajaba en él) .

        Me refiero a esto, dice que es un awo omo ogun, pero mas adelante se monta el omo ogun!!!!! a eso me refiero… si es awo, no debria montarse..!!!!!

  3. Anna

    Las casas y los santeros an cambiado mucho de las reiglas y costumbres de la originality de esta bella religion y no deve deser asi. Perro en este pais lo que rige es el dinero. Yo estoy muy acuerdo con usted. Iboru Iboya
    Omo Yemalla

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.