Regístrate



Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.
Sabías que
  • Para saludar un iyawo toca tu corazón con tu mano de derecha y dile SANTO!
  • Durante el año de iyaworaje los santeros se les llama iyawo, nunca por su nombre!
  • Los santeros pasan un año vestidos de blanco (iyaworaje)
  • Orula se saludo diciendo Iboru, Iboya, Ibosheshe (completas las 3 palabras)
  • Si tienes Mano de Orula, al estar en presencia de un Babalawo debes saludarle a Orula
  • Los Orishas (santos) no bajan en sesiones de espiritismo
  • Los Babalaos nunca entregan Eleggua de Ota (Piedra)
  • Los Orishas (santos) solo hablan por el Caracol y el Coco
  • Los Babalawos no entregan collares de Osha! Solo los Santeros
  • El Eleggua que entregan los santeros es una PIEDRA! Nunca de Cemento
  • No existe el Eleggua espiritual! Eso es una estafa
  • Solo los babalawos entregan guerreros!

iworos.com es un portal que comparte informacion de espiritismo, osha e ifa para creyentes, iniciados, santeros y babalawos - Radio - Descargas - Libros

Lo primero que quiero que hagas es no malentenderme. Hay sacerdotes de Ocha y de Ifá que son muy buenos, decentes y dispuestos a ayudar, pero no voy a mentirte… Encontrarás unos, que realmente no sabrás como alguien se atrevió a consagrarlos, si es que en realidad están consagrados

Ahora bien, esto muchas veces es un punto que puede irse más al terreno cultural. Como consecuencia de los atropellos y desafueros que los africanos y sus descendientes más cercanos sufrieron, infundieron tal temor y pesadumbre en sus almas, que optaron por sumirse en el más profundo de los secretos y muchos cayeron hasta en la negación de enseñarles a los “blancos” y hasta a sus propios hijos, las cuestiones concernientes a la religión.

 

Sumado a todo lo anterior, nuestros “viejos” también tuvieron la necesidad de “defenderse” de los ataques de la sociedad, infundiendo miedo por medio de los Orishas y sus ritos, dándole entonces este aire sombrío a nuestras creencias y ceremonias, a las cuales se les temía por que se consideraban “Hechicería”. Sin embargo, el nombre acuñado trascendió al racismo y a su origen humilde y hoy en día, a los practicantes de la religión yoruba se nos llama “Santeros” y a la religión “Santería”, muchas veces con independencia de a que regla pertenezcan, aun cuando para las religiones dominantes de hoy en día, sigue siendo un nombre despectivo y que además estereotipa nuestra religión, como una práctica dedicada a la hechicería y hasta con pactos con el demonio, conceptualización que se puede apreciar hasta en las películas de Hollywood y libros de estudiosos cubanos, que dicho sea de paso, no nos ayudan mucho en términos de “imagen”.

 

Otra de las cuestiones que se pueden apreciar en nuestra religión, es que por todo lo indicado anteriormente, hoy en día gran porcentaje de los religiosos que la practican, tienen actitudes que van desde groseros, hasta una intensa agresividad y pasando por el comercio abierto. Muchos inclusive, no hacen más que mantener estas imágenes agresivas, aun para tratar con las personas en su día a día. De hecho, muchos religiosos nos encontramos que, por lo regular, la mayoría de nuestros contemporáneos, adolecen de un complejo de superioridad amparado en sus años de consagración e ignoran o pasan por alto, muchos de los puntos básicos de nuestra religión y van más allá, ya que aprovechando sus años de consagración, inventan ceremonias, deidades, ritos y hasta “teologías” que no existen y la atribuyen como palabra de Orunmila o de Ifá o de un Orisha en particular. Si alguien cuestiona las barbaridades que hicieron o dijeron, entonces en vez de bajar la cabeza y pedir disculpas por los errores cometidos, hacen todo lo contrario: Toman la actitud de vaquero en pelea de cantina y tratan de insultar a los menores u otros religiosos que cuestionaron el mal juicio.

Bajo este marco histórico y los problemas de actitud de los religiosos, es que vemos el porqué hoy, nuestra Religión tiene secretos innecesarios y se enseña de un maestro a un discípulo, dando los nombres católicos de “Padrino” al maestro y de “Ahijado” al estudiante. Sin embargo, muchos de estos secretos, causaron un daño terrible a nuestra religión, haciéndonos perder ritos, ceremonias y hasta Orishas, ya que los que tenían dichos secretos, se los llevaron a la tumba. De hecho, hoy en día, muchos de nuestros religiosos toman nuestra religión como una “práctica”, con la cual hacer hechicerías, daños y toda clase de bajezas, tal como si fuera una “Carrera Corta”, donde solo interesa el beneficio económico y personal. Otros simplemente se dedican a la estafa abierta. Esto no debe ser así, ni mucho menos es lo correcto, pero debes saber que existe. Otra cosa, la NORMA y no la excepción que encuentra todo neófito (Aleyo) que entra a nuestra religión, es que los religiosos mantienen la posición de vaqueritos, que te expliqué hace un rato y que para resolver las cosas solo lo hacen bajo amenazas, gritos o ambas.

 

Obviamente, también tenemos el efecto contrario o mejor dicho, el “efecto colateral” del sincretismo religioso de nuestra tradición afrocubana de Ocha/Ifá:: Los sacerdotes que creen ser monjes católicos. No niego que en su momento puedas decir: “Que los Orishas te bendigan” o “Que Olodumare te dé bendiciones” o que “Orunmila te dé sabiduría y bendiciones”. Me parece muy bien que se les den bendiciones a las personas. A mí me gusta dar bendiciones a las personas también. Cosas como dar bendiciones, por lo menos cambia en algo la “norma” que vemos hoy en día, de muchos religiosos que prefieren andar por allí profiriendo maldiciones. Pero no, que va… a estos “Curas” o “Monjas” no les basta con mantener las bendiciones cortas y llegan con ganas de exagerar la nota y como piensan que los van a canonizar en vida, te salen con una CURSILERÍA como esta:

 

“Que el “Iwá Pele” (buen carácter) te acompañe y que tengas mucho Suuru (Paciencia) que encuentres mucho Ero (paz) y que mi Padre Obbatalá te cubra con su enorme manto blanco de cien metros y medio de largo, por cincuenta metros de ancho, para que no te dé frío y te dé una blanca bendición, una blanca paz, una blanca prosperidad, una blanca protección, con un blanco porvenir, un blanco destino, una blanca navidad y si quieres dientes blancos usa Colgate® y ve al dentista”.

 

Tremendo melodrama ¿No? Otros, simplemente creen que somos una extensión de la Iglesia Católica y desde esta idea errónea, imponen criterios que nada tienen que ver con nuestra religión. Es cierto que algunas ceremonias fueron o tuvieron que ser sustituidas por ceremonias católicas, pero es erróneo querer imponer que se sigan haciendo, solo porque “hay que hacerlo”. Un ejemplo típico de esto es el Bautismo. Oirás que muchos religiosos (inclusive muy viejos), te dirán que si no estás bautizado por la Iglesia Católica, simplemente no te pueden hacer nada en nuestra religión. Esto se debe a que simplemente lo del bautismo lo han repetido tanto, que se ha impuesto como una verdad, pero esto es falso, tal como te lo expliqué en otro capítulo.

 

Otro de los religiosos clásicos que te vas a encontrar en tu camino, son aquellos que se creen los “Hijos Favoritos” de un Orisha y todo lo resuelven de una forma particular. Lo primero que hacen para “amenazarte”, es lo siguiente: “¡Yo soy hijo de la Virgen de los Tomates y ya vas a ver lo que te va a pasar!”. Claro que hay modalidades de esto, que debes entender como por ejemplo: “¡Yo soy Hijo de Santa Claus…!” y solo te lo dejan hasta allí, no solo para que se oiga melodramático, sino para dejar a tu imaginación el resto de lo que te puede pasar. Tremenda amenaza ¿No? En este momento, yo estaría temblando si fuera tú y te explico porque: Esto está supuesto a impresionarte, así que no desilusiones a quien te profiere este tipo de “amenazas”. Finge que estás muy asustado y pídele el favor de que si realmente te quiere impresionar, te dé los números de la Lotería. Claro que estos son los que menos saben hacer las cosas y son tan vagos que esperan que el Orisha Tutelar venga de la nada a tomar represalias contra ti, por haber cometido el “exabrupto” de preguntarle la hora a su “hijito querido”. Esos no son más que unos ACOMPLEJADOS, no les hagas caso y sobre todo… EVÁDELOS.

 

El otro tipo de “Religioso” que encontrarás en tu camino, es el “Brujo Pendenciero”. Este es un personaje que dice resolverlo todo con “brujería”. Tal como te he contado, luego de la independencia de Cuba de España, nuestra religión era tan perseguida, que nuestros viejos se vieron en la necesidad de asustar a sus perseguidores con amenazas de hacerle todo tipo de “brujerías”. Esto era algo así como un arma de “Persuasión” a todo aquel que les trataba de hacer daño y de esta forma amortiguar en algo, las persecuciones a las que eran sometidos por sus prácticas. Sin embargo, hoy en día, esta parte de nuestra herencia, son las personas que creen que con nuestra religión pueden hacer este tipo de trabajos y salir gratis de ello. Inclusive, mantienen este sistema de coacción en sus casas, especialmente con los neófitos (Aleyos) y se inventan todo tipo de historias de “Brujerías” que han hecho y hasta de gente que “han matado” por medio de esas artes, sin tomar en cuenta que nuestro Corpus de Ifá sentencia en el Signo (Odu) llamado Oyekun Ogbe:

 

  • “Pobre del religioso que no estudie”.
  • “Pobre del religioso que no madrugue”.
  • “Pobre del religioso que engañe a la humanidad”.
  • “Pobre del religioso que no haga sus sacrificios”.
  • “Pobre del religioso que se aproveche de su jerarquía religiosa”

 

Pero no solo hacen esto para defenderse, lo hacen también para atacar a todo aquel que no les cuadre. Este tipo de prácticas, deteriora a la persona y por eso muchas veces los ves pasando todo tipo de trabajos y problemas y son incapaces de deducir o asociar, que se debe a sus malas prácticas, su mal proceder y su mal corazón. No ven que toda acción conlleva una reacción, una ley física que creen poder desafiar y poco a poco lo mismo que hacen, recae sobre ellos mismos, mermando así su propio bienestar y salud. Las hechicerías, son el último recurso que debe utilizar un buen religioso y aún así, debe preguntarlas muy bien. Cuando leemos las historias (Patakíes) de nuestro Corpus de Ifá con detenimiento, vemos que Orunmila NUNCA recurrió a las malas artes. Cualquiera que fuera el problema que tuviese Orunmila, lo resolvía haciendo sacrificios (Ebbó) y no “brujería” (Ogú), algo que parece que es imposible que estos “Brujos Pendencieros” sean capaces de ver y mucho menos entender, porque es más importante la imagen de pendenciero y súper macho o Silvester Stallone con faldas, que la imagen de religioso y de persona de bien y que respeta a sus congéneres.

 

Una clase de religioso que es común ver en la Ocha, es aquel que con orgullo dice ser Antibabalawo. Esta es la especie que más encuentras haciendo barbaridades, solo para mantener su estatus de “Sabio”, aun cuando lo que ha hecho, es desgraciarle la vida a muchos inocentes, que no tienen idea de como trabaja nuestra religión. Yo en lo personal te sugiero que huyas de este tipo de gente, porque lo que harán es meterte en problemas, solo porque ellos asumen que pueden hacer todo sin la ayuda de Ifá o del Babalawo.

 

Lo más triste de estos personajes, es que dicen adorar a Orunmila, pero en realidad no les interesa, supuestamente porque los Babalawos somos “seres demoníacos”, cuando lo cierto es que ellos lo que hacen es USURPAR funciones que le competen a los Babalawos y utilizan esta excusa solo para seguir cobrando derechos y haciendo cosas que les rinden beneficios económicos. Nada tiene que ver con Babalawos o las actitudes que puedan tener, porque ellos son iguales o peores que los que pretenden criticar. Lo más triste, es que estos son los primeros que cuando las cosas se les ponen feas, salen a correr desesperados a un pueblo donde nadie los conozca, para verse con un Babalawo. Doble moralistas e Hipócritas.

 

También tenemos dentro de nuestra fauna sacerdotal al “Místico”, o como le diríamos, el “Parafernalista”. Cuando llegas a la casa de uno de estos, toda la casa está oscura, excepto por el hecho de que todo lo tiene alumbrado con velas. Las cortinas son del tipo de bolitas de madera que cuelgan, fotos de santos pegadas por todas las paredes, sin faltar el olor a incienso y sale diciéndote algo como esto: “El Santo me dijo que estarías aquí, tu vienes por algo muy grande que te atribula” o para más drama y que veremos más adelante: “Mi muerto me dice que tienes una sombra” o “Tienes un muerto oscuro detrás de ti, lo veo claramente”, ya sabes, usando una mezcla de psicología del miedo, melodrama y estupidez combinadas con un arte, que no me ha quedado más remedio que llamarlos los Da Vinci de la IGNORANCIA. No se te ocurra quedarte en una casa como esta. La mejor salida es fingir que el incienso te dio un ataque de Asma y que te vas porque debes ir a un hospital, que al final es donde terminarás – en el mejor de los casos – si te quedas en ese lugar.

 

Una versión similar al “Místico”, es el “Muertero”. Si bien es cierto que hay personas que tienen el don de poder ver o escuchar a los muertos, estos por lo general, todo lo resuelven diciendo: “Mi muerto me dijo…”, “Mi muerto te manda a decir…” o cualquier variante de estas babosadas. Muchas veces me pregunto porque si sus muertos les hablan tanto, porque no se quedan en el espiritismo y dejan de andar por allí confundiendo a la gente con mensajes que no son otra cosa que producto de su imaginación o peor aún de su EGO y todo el mundo hable de los “poderosos” muertos que tiene.

 

Finalmente, encuentras al “Religioso Comerciante”. Este es el que no da una puntada sin hilo. Aunque Orunmila o el Orisha no te vean ningún problema, él te inventa uno y te lo “resuelve”, claro que no lo hace, sin antes saber si cuentas con suficientes fondos, para cubrir sus “módicos precios”. En otras palabras, no le interesas como ahijado, le interesas como un medio económico, aunque no te haga nada. Estos por lo general tienen la tendencia de rellenarte de santos, resguardos, despojos y hasta de Orishas (Santos) falsos. De hecho, hasta te mandan a comprar una imagen de un Santo Católico y te dicen que la “trabajarán” y hasta le pondrán una “carga mística”, para que este “Santo” te “Ayude”. También les encanta trabajar en solitario, con la excusa de que ellos “te van a ayudar” y entonces hasta te hacen “ceremonias” a solas, pero que están supuestas a hacerse con la presencia de varios religiosos. Lo que realmente están haciendo, es esconderse de los religiosos honestos, para que estos no se den cuenta que es un CHARLATÁN y que realmente no tiene ni idea de lo que está haciendo. La mejor señal con la que puedes detectar a este “salvaje”, es cuando dice: “En esta religión todo se aprende pagando, nada es gratis” o alguna de las tantas variante de esto.

 

Ahora me toca hablarte de los “Ahijados” o sea TÚ, que en este caso serán los no consagrados, los neófitos, o como los llamamos: Los “Aleyos”, porque en esto de hacer barbaridades, no solo están los religiosos consagrados, también están los Súper Neófitos o Súper Aleyos. Muchas cosas son las que podemos ver que hacen ciertos ahijados “lanzados” dentro de esta religión. Muchos religiosos viejos prohíben terminantemente que los no consagrados (Aleyos) lean y mucho menos tengan en su poder, libros que contengan el Corpus de Ifá o del Caracol (Diloggun o Erindiloggun). Hoy en día, alegan los más variados castigos, para aquellos que incumplan este precepto: Te vuelves loco, te quedas ciego, si eres mujer pasas a ser estéril en fin, todo tipo de calamidades. Estos, realmente son mitos, que precisamente surgieron para controlar el que los ahijados, no se convirtieran en “lanzados” o Súper Aleyos.

 

Leer un Corpus de Ifá o de Diloggun, no te hará absolutamente nada, pero surgen entonces aquellos que no solo quieren leerlo, quieren APLICARLO sin consagraciones, porque ellos saben más que Tío Conejo. Para ello, se fabrican o compran hasta Ékueles (Cadena de Adivinación) y comienzan a “adivinarles” a los amigos y encima comienzan a hacerle obras y trabajos o la gran cantidad de falsificaciones, que leen en los tantos libros sobre el tema que existen en el mercado y hasta en Internet. Al igual que cualquier “ciencia”, todo tipo de “magia” requiere de conocimientos y un adiestramiento riguroso. No es a la ligera que hacemos esto, ya que mover las energías que esto implica, debe saberse hacer, de lo contrario harás mucho daño a las personas que pretendes ayudar y a ti mismo. Aparte, debes conocer mucho de botánica y zoología, solo para lo básico. Para conducir un automóvil, debes primero aprender cómo se hace y todo lo que ello implica o de lo contrario, te convertirás en un peligro tanto para ti, como para otras personas. Oye este consejo: NO HAGAS BOBERÍAS, pero te explicaré porque.

 

Muchos “acusan” a nuestra religión, de “Extremadamente Ceremonial”. Estos “Extremos Ceremoniales”, son los que precisamente van dirigidos a proteger tanto al religioso como al no religioso, de los efectos nefastos que pudieran resultar del manejo de ciertas energías y hasta hierbas y animales. Lo que por lo general muchas personas subestiman, es el hecho de que se están manejando fuerzas que mal dirigidas, pueden causar mucho daño. En el libro gratuito “La Magia en la Práctica de Ifá for Dunkies®”, te explico más claramente el concepto, pero en resumen, la magia, no es más que el arte o ciencia de efectuar cambios de acuerdo a nuestra voluntad, por medio de la canalización de energías para concentrarlas en nuestros deseos. Bajo este simple principio es que trabaja todo lo que hacemos en nuestra religión. Pero aun cuando el principio es simple, en la práctica es otro juego de pelota totalmente distinto. Canalizar y mover estas energías, toma tiempo, dedicación, disciplina y sobre todo, mucho estudio y en todas las prácticas mágico-religiosas, requieres de consagraciones. Recuerda que esto no solo ocurre en la nuestra.

 

Muchos de los ahijados “Lanzados” alegan que en algunos Corpus de Ifá, están detallados los materiales de una obra o de un Ebbó, lo cual es totalmente cierto, pero solo parcialmente cierto. Lo que ignoran, es que estos son solo los Materiales Fundamentales de la obra o Ebbó y que no son TODOS los materiales que debe llevar. Para el resto de los materiales, tanto el Olorisha como el Babalawo, deben hacer otras cosas para poder completar lo que debe llevar la misma o que se supone que debes tener antes de comenzar, pero que por supuesto no te contaré, por aquello de los malos ojos. Lo que lees en los Corpus de Ifá o Diloggun NO son RECETAS DE COCINA, son tan solo los materiales FUNDAMENTALES que debes tener, para ejecutar dicha obra y no son TODOS LOS MATERIALES y hasta allí te lo voy a dejar.

 

Si realmente eres observador, todo lo que hacemos en lo “ceremonioso” que somos, es activar por medio de encantamientos y cantos, las propiedades mágicas de los materiales, invocar la intervención de las deidades involucradas, invocar la protección de estas mismas deidades y finalmente deslindar la responsabilidad de lo que se ha hecho y en algunos casos, para que lo que le estamos “Limpiando” a la persona que le hicimos la obra, no recaiga sobre nosotros. Esto hay que saberlo hacer y no hay segundas oportunidades. La única forma de saberlo hacer, es a través de un tutor, (Padrino o Madrina), quien cuando te consagres, tiene el deber de írtelo enseñando poco a poco. No creas que eres más astuto o astuta que nadie y que sabes más porque leíste muchos libros, ya que no solo podrías hacer daños irreparables, también arruinarás tú propia vida y tú propia reputación.

 

Ahora que ya has comprendido como vemos las cosas y porque las hacemos de manera tan peculiar, ahora que has leído los problemas que tenemos con nuestros religiosos y se te ha formado una imagen global de nuestra religión y para qué la usamos, te debe quedar claro que todo en la vida lleva un orden y que debes cumplirlo por tu propio bienestar. No es que un Orisha u Orunmila te castigan, si desobedeces, te castigas tú mismo. Por ejemplo, si Orunmila te dice que no te vayas por un camino “X”, porque te puedes caer en un hoyo y romperte una pierna y tú de todas formas tomas ese camino que te aconsejaron no tomar y te caes en el hueco y te rompes la pierna ¿Te castigó Orunmila o te castigaste tú mismo por porfiado? No culpes a otros, ni trates de transferir, lo que es tu propia responsabilidad. Esta religión puede ser aprendida de dos formas: A los golpes o por convicción, en lo personal, te sugiero el segundo camino ¿Estás claro?

 Obba La She ::.. Nerly Yojanna 

 


Archivado en:

Sobre El Autor

Iyalosha - Autora

Iyalosha

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.