Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

iworos.com es un portal que comparte informacion de espiritismo, osha e ifa para creyentes, iniciados, santeros y babalawos - Radio - Descargas - Libros

La rivalidad de Shango y Oggun se remonta a miles de años atrás y hoy en día persiste, entérate porque

El tiempo pasaba y Shango traía mas a su mente a Oggun, ya que no podía olvidar su felonía, había sido criado prácticamente como huérfano, hasta que un día vistiendo de guerrero se monto en su caballo y fue hacia las posesiones de Oggun. Este estaba casado con Oya, ella al ver a Shango quedo enamorada de el, Shango correspondió a las palabras amorosas de Oya y se la llevo mientras Oggun estaba trabajando, el interés de Shango era vengarse de la felonía de Oggun como este era revoltoso y bebía mucho no le fue difícil a Shango llevársela con el.

Se fueron a vivir a casa de DADA quien lo había criado como un hijo, cuando Oggun se entero de esto declaro la guerra nuevamente con Shango. Cierto día Shango sale a la batalla como de costumbre, y se acerca a su wuirito mete el dedo se lo pasa por la lengua y se va, Oya al ver esto y por curiosidad hace lo mismo que Shango y mete el dedo en el wuirito se lo pasa por la lengua y cuando habla le sale grandes llamaradas por la boca lo que la asusta, y se esconde en unas mata de palma.

 

 

Dada al ver que Oya no aparece comienza a buscarla y llamarla al ver que el wuiritio de Shango está en una posición diferente, esta lo observa y por curiosidad mete el dedo en el wuirito y se va al seguir llamando a Oya, Dada pasa sin querer el dedo por su boca y comienza botar grandes llamaradas por la boca y se asustó y se metió en la misma mata de palma que esta Oya estas dos mujeres asustadas se abrazaron, al llegar Shango consigue su wuirito en otra posición y busca a las mujeres y las regaña y Oya le dice: yo soy tu mujer y debo saberlo todo, debes es procurarle ganarle la guerra a Oggun y Shango se enfureció y le dijo crees que es fácil ganarle una guerra a Oggun, por tu curiosidad me has roto mi Ozain y perdió el ashe,  porque sabía que estaba perdiendo la guerra con Oggun.

Oggun se preparó mejor en esta ocasión para la guerra y ya Shango estaba perdiendo, cuando Oya que estaba viendo la batalla desde lo alto de una loma comenzó a gritarle para prevenirlo y de su boca en vez de palabras, salieron grandes llamaradas de candela, aprovechando la confusión que esto había provocado entre los hombres de Oggun, bajó y se situó al lado de Shango, obligando con las llamaradas a ponerse en retirada a los hombres de Oggun.

Shango con los truenos, los rayos y los relámpagos y Oya con la centella, le ganaron la guerra a Oggun, obligándolo a ir al monte, donde Shango un día lo encontró vestido de colorado y se asustó, entonces le quitó la ropa y se la puso, vistiendo a Oggun con mariwo (guano).

Esta disputa se mantiene hasta nuestros días, por eso hasta hoy se puede decir que donde exista un montador de Oggun y uno de Shango, es seguro que en esta fiesta se presenten problemas al momento de bajar estos Orisha.

Archivado en:

Sobre El Autor

Avatar
WebMaster

Espiritismo - Osha - Ifa

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:

iworos.com es una pagina web que sirve de soporte a una iniciativa sin fines de lucro,
por lo tanto apegada a la legislación vigente, no esta facultada para hacer ni recibir cobros de ningún tipo.
Cualquier recibo o factura comercial con el logotipo o el nombre de iworos.com es parte una estafa