Crear cuenta



Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
Sabías que
  • Para saludar un iyawo toca tu corazón con tu mano de derecha y dile SANTO!
  • Durante el año de iyaworaje los santeros se les llama iyawo, nunca por su nombre!
  • Los santeros pasan un año vestidos de blanco (iyaworaje)
  • Orula se saludo diciendo Iboru, Iboya, Ibosheshe (completas las 3 palabras)
  • Si tienes Mano de Orula, al estar en presencia de un Babalawo debes saludarle a Orula
  • Los Orishas (santos) no bajan en sesiones de espiritismo
  • Los Babalaos nunca entregan Eleggua de Ota (Piedra)
  • Los Orishas (santos) solo hablan por el Caracol y el Coco
  • Los Babalawos no entregan collares de Osha! Solo los Santeros
  • El Eleggua que entregan los santeros es una PIEDRA! Nunca de Cemento
  • No existe el Eleggua espiritual! Eso es una estafa
  • Solo los babalawos entregan guerreros!

iworos.com es un portal que comparte informacion de espiritismo, osha e ifa para creyentes, iniciados, santeros y babalawos - Radio - Descargas - Libros

Bueno, llegó un Aleyo y preguntó si le podía dar coco a sus guerreros. Casi me da un ataque al leer esto y me preguntaba donde estaban los padrinos de este ansioso joven

Para mi sorpresa, fueron los padrinos los que le dijeron que podía darle coco a sus guerreros. Al parecer,este astuto joven, no quedó muy convencido del asunto y prefirió preguntar en un foro público. Más adelante leerás que unos padrinos también le dijeron a otro Aleyo que podía sacrificarle pollitos a su Elegguá. Casi infarto…

Esto de tirar cocos sin estar consagrado, es una de esas “ideas novedosas” que vienen de un libro, que si no me equivoco se llama El Santo (la Ocha): Secretos de la Religión Lucumí de Julio García Cortez, que no deja de ser un libro con interpretaciones muy particulares de este autor y además tiene serios errores religiosos y litúrgicos. Este señor esgrimía en este libro, que los Aleyos podían dar coco a sus Ocha, siempre y cuando lo hicieran con “Mucho Respeto” y desde ese momento, comenzó el “relajo”.
Pongamos las cosas claras. Ningún Oráculo de ninguna religión, reconoce a un neófito y son solo los sacerdotes los que pueden manejarlos porque los Orishas reconocen nuestras consagraciones y dan el Ashé para que el Oráculo hable. Si leemos y analizamos con cuidado el Patakí de Oshe Bile, sobre el uso del Oráculo del coco, podremos ver lo cierto de esta aseveración.

Si revisamos bien en otro Patakí de Eyiogbe del Corpus de Ifá, veremos porque el Coco quedó como medio de comunicación inmediata con los Ocha (En esta historia Asojuano se negaba a aceptarlo). Siendo de esta forma y que el Coco es un medio de comunicación con los Ocha, resulta lógico el hecho que solo un Olorisha o un Babalawo pueden usar este Oráculo, ya que son los que están CONSAGRADOS y AUTORIZADOS a CONSULTAR (preguntar) a un Orisha, sobre una problemática en particular.
Si una persona pudiese usar el Oráculo del coco – o cualquier otro – sin tener las consagraciones necesarias para hacerlo, entonces estaremos dando como cierto que las consagraciones que recibimos son obsoletas, ya que entonces CUALQUIER persona puede consultar a los Orisha. De hecho, y como dijo un hermano en el foro, solo se unen dos aleyos con Awofakan y le darían Coco a Orunmila. El Obi y el Diloggun, son oráculos para comunicarse con los Orisha, y si tú le tiras coco a Elegguá, le estás tirando coco a un OCHA y aun cuando sea buscando respuestas de SI o NO, estás CONSULTANDO. Si fuese posible hacer todas estas BARBARIDADES y estas fuesen ciertas, entonces solo sería cuestión de colocarle un Diloggun lavado y comido a Elegguá y que comience la fiesta y que todo el mundo consulte. ¿Simple verdad?

Claro que no podía faltar en el tema, el erudito que fue a Nigeria por un par de días, le hicieron Awofakan y le dijeron que era Babalawo, para hacerse el sabio, diciendo que en Nigeria esto sí podía EJECUTARSE, pero además con arrogancia. Y ya me conoces… Mi intolerancia a la idiotez, fue más poderosa y me vi en la necesidad de ponerlo en su lugar, para que no inventara y confundiera a los Aleyos de nuestra tradición, porque para esto es lo único que parecen servir:Sembrar discordias y confundir. No sirven para más nada.

Si en Nigeria, se inventan las cosas como Ifases de tres días (en contra de Ofun Meyi y de Eyiogbe de Tradición Nigeriana) y otra serie de barbaridades como Iyanifas, pero además tienen algunos COMERCIANTES que quieren arreglar mundos rotos con libracos llenos de contradicciones, medias verdades, mentiras fácilmente demostrables y que para colmo parecen estar dirigidas a romper más el mundo, pero encima tienen sabios que consagran 75 Iyanifás y 35 Babalawos de un solo plumazo, no es nuestro problema, es de ellos.
Por algo existirá el refrán que dice: En tierra de ciegos el tuerto es rey. Los afrocubanos no tenemos porque aceptarlo bajo ningún concepto, ya que está demostrado que muchos de esos “consagrados” no son Babalawos, sino Awofakan y bajo sospecha.

Por lo que vi, este genio del Ifá tradicional nigeriano que opinó, quería confundir: APRENDER con EJECUTAR. El que te enseñen CIRUGÍA en Medicina, no implica que estés autorizado inmediatamente a ser CIRUJANO. Solo te dan las bases de como hacerlo y con buena guía, vas aprendiendo a hacer las cosas,hasta que ya estás capacitado, GRADUADO e IDÓNEO, para poder ejercer como cirujano. Lo que pasa es que ahora quieren ejercer medicina sin título, solo porque les enseñaron que el Acetaminofén quita el dolor de cabeza. Fantástico. Te digo que te encuentras a un tipo que más nunca ha visto a quien le dio el Awofakan en Nigeria, pero él ya es un bárbaro de Ifá. Me parece una cosa terrible que quieran ver a Ifá, como una “Carrera corta e instantánea”, con la cual hacer o patrocinar sinvergüenzuras.

 

 

[17:13, 27/5/2017] +58 424-5731257: El padrino no solo debe enseñarle al ahijado que sea Iworo, sino a todos los ahijados, aun los Awofakan / Ikofa. Claro que todo lo que enseñe, debe ir acorde al estatus religioso del ahijado. Efectivamente debe enseñarle como leer las letras del Coco, pero el enseñarle, no significa que el ahijado pueda tirar coco. Enseñarle a sacar los “Asheses” del animal sacrificado, pero eso no significa que el Aleyo pueda sacrificar. Enseñarle como preparar un omiero, pero eso no indica que el Aleyo pueda hacer un lavatorio, etc. El que se le enseñe al ahijado como se hacen las cosas, no indica, ni mucho menos faculta, a este a hacerlo sin las debidas consagraciones. Por estas mismas atorrancias es que los Babalawos y Olorishasa veces somos muy renuentes a enseñar, ya que muchos ahijados “lanzados” se ponen a hacer barbaridades y cuando se les llama la atención, entonces los padrinos o madrinas son unos desalmados y malos guías.
Pero como te comenté al inicio, eso no es todo lo que vi. De hecho, ya había uno que le habían dicho de darle un pollito a Elegguá y aunque no lo creas, a uno le habían dado lo que se llama… ¿Estás sentado? Bueno, le dieron nada más y nada menos que CUCHILLO DE ALEYO.

Tú creerás que te estoy tomando el pelo, pero lo vi con mis propios ojos.

Pero bueno, si un Aleyo le puede dar un pollito a Elegguá ¿Por qué no también un Rinoceronte? Total, por lo que leía, una persona con Awofakan supuestamente podía SACRIFICAR, así que no hay nada de que preocuparse. Si el problema es que el rinoceronte es un animal de cuatro patas y no has recibido la estafa del Cuchillo de Aleyo, lo puedes colgar de la parte delantera y deja que este se apoye de sus patas traseras, de esta manera lo conviertes en dos patas y ya no necesitas el Cuchillo de Aleyo o “Aleyoanaldo”¿Sencillo verdad? Colmo de la insensatez, la pereza, el descaro y la estafa.

Las consagraciones que recibimos, además de muchas otras cosas, son precisamente para poder inmolar animales. Olofin prohíbe terminantemente MATAR a cualquiera de sus criaturas. Con las consagraciones que se reciben y una larga Moyugba que le explica a Olofin a Orunmila, a Orisha, a Eggun y a todo el mundo, porque estamos inmolando un animal (o hacemos cualquier otra ceremonia) y que no somos nosotros lo que los que inmolamos, sino Oggún (¿Les suena familiar Oggún Choro Choro y Oggún Lokuao?), Es que los religiosos, muy respetuosamente, SACRIFICAMOS un animal. Por ello también “purificamos” al animal y limpiamos pico y patas, lo cual lleva un rezo larguísimo (¿Alguien se acuerda de esto?) y seguimos todo un ritual, que incluye hasta donde debemos llevar el cuerpo del animal inmolado. Las consagraciones que recibimos y el conocimiento de lo que hacemos, son los “escudos” que tenemos para no caer en lo “abominable” ante Olofin, de MATAR (y no sacrificar), a un ser vivo ¿Sabías que existe una diferencia abismal entre Sacrificar y Matar?
Matar, cualquiera lo hace, propiciar un sacrificio y hacerlo, es otra cosa totalmente distinta.

La Moyugba es algo que le enseñan los padrinos a los ahijados CONSAGRADOS.Muchos “librejos de Botánica”, esgrimen que se le puede tirar coco a los Ocha sin estar consagrados, e inclusive si esto se hace con respeto. Para el manejo de cualquier oráculo – y el coco no es una excepción – dentro de nuestra religión, la persona DEBE estar consagrada, ya que el Ocha reconoce la consagración. De la misma forma, hay una gran diferencia entre MATAR y SACRIFICAR, ya que no son lo mismo. Es como si me dijeran que un Aleyo puede saludar a Añá (Tambor) sin estar consagrado, solo porque se le determinó el Ángel de la Guarda. Supongo que mañana me dirán que una persona con Awofakan puede hacerse un Ebbó Apayerú, porque eso no lleva sangre ¿Correcto?.

¿Hasta donde llegará la comodidad y los inventos para estafar a las personas que se acercan inocentemente a nuestra religión? Pero gracias a Dios la mayoría de los estafadores son idiotas. Por ejemplo: Esos idiotas que se inventaron el Cuchillo de Aleyo ¿No pensaron que esto se podía saber y que el Aleyo en cuestión, podía decir esto públicamente y hasta decir sus nombres? Hay que ser bruto. No le puedes matar ni mucho menos sacrificar nada ni a Elegguá, ni a Oggún, ni a Ochosi, ni a Ozun, ni a Orun, ni a Ozaín, ni a ninguna deidad que hayas recibido sino estás consagrado en Ocha / Ifá.
De hecho, si eres Olorisha, no puedes sacrificarle a los Ocha entregados por Ifá.

Creo que no te quedará duda alguna, de que este Mito Urbano, es una mezcla de comodidad, con inventos de padrinos, a la que debemos sumarle la audacia del ahijado. Para resumirte y te quede claro:

Si eres Aleyo, NO puedes tirar coco a ningún Ocha, ni mucho menos puedes sacrificarles nada, ni mucho menos existe un “Cuchillo de Aleyo”.

La mentira más común, es aquella con la que un hombre se engaña a sí mismo.
[17:15, 27/5/2017] +58 424-5731257: Capítulo:El aleyo puede darle coco a su Eleggua y hasta un Pollito:O la historia de los Padrinos Cómodos.

Hoy en día, he leído tantas cosas en Internet, que ahora que te estoy escribiendo, pienso que este será el libro de nunca acabar. Esto es desgastante, ya que en este momento llevo escritas muchas páginas y parece que no termino de escribir. Gracias a Dios, que ya había hecho parte de los comentarios en foros y que es una recopilación de los mismos, solo que ampliados.

Bueno, llegó un Aleyo y preguntó si le podía dar coco a sus guerreros. Casi me da un ataque al leer esto y me preguntaba donde estaban los padrinos de este ansioso joven. Para mi sorpresa, fueron los padrinos los que le dijeron que podía darle coco a sus guerreros. Al parecer,este astuto joven, no quedó muy convencido del asunto y prefirió preguntar en un foro público. Más adelante leerás que unos padrinos también le dijeron a otro Aleyo que podía sacrificarle pollitos a su Elegguá. Casi infarto…

Esto de tirar cocos sin estar consagrado, es una de esas “ideas novedosas” que vienen de un libro, que si no me equivoco se llama El Santo (la Ocha): Secretos de la Religión Lucumí de Julio García Cortez, que no deja de ser un libro con interpretaciones muy particulares de este autor y además tiene serios errores religiosos y litúrgicos. Este señor esgrimía en este libro, que los Aleyos podían dar coco a sus Ocha, siempre y cuando lo hicieran con “Mucho Respeto” y desde ese momento, comenzó el “relajo”.

Pongamos las cosas claras. Ningún Oráculo de ninguna religión, reconoce a un neófito y son solo los sacerdotes los que pueden manejarlos porque los Orishas reconocen nuestras consagraciones y dan el Ashé para que el Oráculo hable. Si leemos y analizamos con cuidado el Patakí de Oshe Bile, sobre el uso del Oráculo del coco, podremos ver lo cierto de esta aseveración.

Si revisamos bien en otro Patakí de Eyiogbe del Corpus de Ifá, veremos porque el Coco quedó como medio de comunicación inmediata con los Ocha (En esta historia Asojuano se negaba a aceptarlo). Siendo de esta forma y que el Coco es un medio de comunicación con los Ocha, resulta lógico el hecho que solo un Olorisha o un Babalawo pueden usar este Oráculo, ya que son los que están CONSAGRADOS y AUTORIZADOS a CONSULTAR (preguntar) a un Orisha, sobre una problemática en particular.

Si una persona pudiese usar el Oráculo del coco – o cualquier otro – sin tener las consagraciones necesarias para hacerlo, entonces estaremos dando como cierto que las consagraciones que recibimos son obsoletas, ya que entonces CUALQUIER persona puede consultar a los Orisha. De hecho, y como dijo un hermano en el foro, solo se unen dos aleyos con Awofakan y le darían Coco a Orunmila. El Obi y el Diloggun, son oráculos para comunicarse con los Orisha, y si tú le tiras coco a Elegguá, le estás tirando coco a un OCHA y aun cuando sea buscando respuestas de SI o NO, estás CONSULTANDO. Si fuese posible hacer todas estas BARBARIDADES y estas fuesen ciertas, entonces solo sería cuestión de colocarle un Diloggun lavado y comido a Elegguá y que comience la fiesta y que todo el mundo consulte. ¿Simple verdad?

Claro que no podía faltar en el tema, el erudito que fue a Nigeria por un par de días, le hicieron Awofakan y le dijeron que era Babalawo, para hacerse el sabio, diciendo que en Nigeria esto sí podía EJECUTARSE, pero además con arrogancia. Y ya me conoces… Mi intolerancia a la idiotez, fue más poderosa y me vi en la necesidad de ponerlo en su lugar, para que no inventara y confundiera a los Aleyos de nuestra tradición, porque para esto es lo único que parecen servir:Sembrar discordias y confundir. No sirven para más nada.

Si en Nigeria, se inventan las cosas como Ifases de tres días (en contra de Ofun Meyi y de Eyiogbe de Tradición Nigeriana) y otra serie de barbaridades como Iyanifas, pero además tienen algunos COMERCIANTES que quieren arreglar mundos rotos con libracos llenos de contradicciones, medias verdades, mentiras fácilmente demostrables y que para colmo parecen estar dirigidas a romper más el mundo, pero encima tienen sabios que consagran 75 Iyanifás y 35 Babalawos de un solo plumazo, no es nuestro problema, es de ellos.Por algo existirá el refrán que dice: En tierra de ciegos el tuerto es rey. Los afrocubanos no tenemos porque aceptarlo bajo ningún concepto, ya que está demostrado que muchos de esos “consagrados” no son Babalawos, sino Awofakan y bajo sospecha.

Por lo que vi, este genio del Ifá tradicional nigeriano que opinó, quería confundir: APRENDER con EJECUTAR. El que te enseñen CIRUGÍA en Medicina, no implica que estés autorizado inmediatamente a ser CIRUJANO. Solo te dan las bases de como hacerlo y con buena guía, vas aprendiendo a hacer las cosas,hasta que ya estás capacitado, GRADUADO e IDÓNEO, para poder ejercer como cirujano. Lo que pasa es que ahora quieren ejercer medicina sin título, solo porque les enseñaron que el Acetaminofén quita el dolor de cabeza. Fantástico. Te digo que te encuentras a un tipo que más nunca ha visto a quien le dio el Awofakan en Nigeria, pero él ya es un bárbaro de Ifá. Me parece una cosa terrible que quieran ver a Ifá, como una “Carrera corta e instantánea”, con la cual hacer o patrocinar sinvergüenzuras.

El padrino no solo debe enseñarle al ahijado que sea Iworo, sino a todos los ahijados, aun los Awofakan / Ikofa. Claro que todo lo que enseñe, debe ir acorde al estatus religioso del ahijado. Efectivamente debe enseñarle como leer las letras del Coco, pero el enseñarle, no significa que el ahijado pueda tirar coco.

Enseñarle a sacar los “Asheses” del animal sacrificado, pero eso no significa que el Aleyo pueda sacrificar. Enseñarle como preparar un omiero, pero eso no indica que el Aleyo pueda hacer un lavatorio, etc. El que se le enseñe al ahijado como se hacen las cosas, no indica, ni mucho menos faculta, a este a hacerlo sin las debidas consagraciones. Por estas mismas atorrancias es que los Babalawos y Olorishasa veces somos muy renuentes a enseñar, ya que muchos ahijados “lanzados” se ponen a hacer barbaridades y cuando se les llama la atención, entonces los padrinos o madrinas son unos desalmados y malos guías.

Pero como te comenté al inicio, eso no es todo lo que vi. De hecho, ya había uno que le habían dicho de darle un pollito a Elegguá y aunque no lo creas, a uno le habían dado lo que se llama… ¿Estás sentado? Bueno, le dieron nada más y nada menos que CUCHILLO DE ALEYO.Tú creerás que te estoy tomando el pelo, pero lo vi con mis propios ojos.

Pero bueno, si un Aleyo le puede dar un pollito a Elegguá ¿Por qué no también un Rinoceronte? Total, por lo que leía, una persona con Awofakan supuestamente podía SACRIFICAR, así que no hay nada de que preocuparse. Si el problema es que el rinoceronte es un animal de cuatro patas y no has recibido la estafa del Cuchillo de Aleyo, lo puedes colgar de la parte delantera y deja que este se apoye de sus patas traseras, de esta manera lo conviertes en dos patas y ya no necesitas el Cuchillo de Aleyo o “Aleyoanaldo”

¿Sencillo verdad? Colmo de la insensatez, la pereza, el descaro y la estafa.

Las consagraciones que recibimos, además de muchas otras cosas, son precisamente para poder inmolar animales. Olofin prohíbe terminantemente MATAR a cualquiera de sus criaturas. Con las consagraciones que se reciben y una larga Moyugba que le explica a Olofin a Orunmila, a Orisha, a Eggun y a todo el mundo, porque estamos inmolando un animal (o hacemos cualquier otra ceremonia) y que no somos nosotros lo que los que inmolamos, sino Oggún (¿Les suena familiar Oggún Choro Choro y Oggún Lokuao?), Es que los religiosos, muy respetuosamente, SACRIFICAMOS un animal. Por ello también “purificamos” al animal y limpiamos pico y patas, lo cual lleva un rezo larguísimo (¿Alguien se acuerda de esto?) y seguimos todo un ritual, que incluye hasta donde debemos llevar el cuerpo del animal inmolado. Las consagraciones que recibimos y el conocimiento de lo que hacemos, son los “escudos” que tenemos para no caer en lo “abominable” ante Olofin, de MATAR (y no sacrificar), a un ser vivo ¿Sabías que existe una diferencia abismal entre Sacrificar y Matar?Matar, cualquiera lo hace, propiciar un sacrificio y hacerlo, es otra cosa totalmente distinta.

La Moyugba es algo que le enseñan los padrinos a los ahijados
CONSAGRADOS.

Muchos “librejos de Botánica”, esgrimen que se le puede tirar coco a los Ocha sin estar consagrados, e inclusive si esto se hace con respeto. Para el manejo de cualquier oráculo – y el coco no es una excepción – dentro de nuestra religión, la persona DEBE estar consagrada, ya que el Ocha reconoce la consagración. De la misma forma, hay una gran diferencia entre MATAR y SACRIFICAR, ya que no son lo mismo. Es como si me dijeran que un Aleyo puede saludar a Añá (Tambor) sin estar consagrado, solo porque se le determinó el Ángel de la Guarda. Supongo que mañana me dirán que una persona con Awofakan puede hacerse un Ebbó Apayerú, porque eso no lleva sangre ¿Correcto?.

¿Hasta donde llegará la comodidad y los inventos para estafar a las personas que se acercan inocentemente a nuestra religión? Pero gracias a Dios la mayoría de los estafadores son idiotas. Por ejemplo: Esos idiotas que se inventaron el Cuchillo de Aleyo ¿No pensaron que esto se podía saber y que el Aleyo en cuestión, podía decir esto públicamente y hasta decir sus nombres? Hay que ser bruto. No le puedes matar ni mucho menos sacrificar nada ni a Elegguá, ni a Oggún, ni a Ochosi, ni a Ozun, ni a Orun, ni a Ozaín, ni a ninguna deidad que hayas recibido sino estás consagrado en Ocha / Ifá.De hecho, si eres Olorisha, no puedes sacrificarle a los Ocha entregados por Ifá.

Creo que no te quedará duda alguna, de que este Mito Urbano, es una mezcla de comodidad, con inventos de padrinos, a la que debemos sumarle la audacia del ahijado. Para resumirte y te quede claro:

Si eres Aleyo, NO puedes tirar coco a ningún Ocha, ni mucho menos puedes sacrificarles nada, ni mucho menos existe un “Cuchillo de Aleyo”.

La mentira más común, es aquella con la que un hombre se engaña a sí mismo.

 Leonel Games Oshe Niwo 


Archivado en:

Sobre El Autor

WebMaster

Espiritismo - Osha - Ifa

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.