El triunfo del hijo de Ozain con la ayuda de Eleggua

Eleggua esta presente en casi todas las historias (patakies) de la Regla de Osha Afrocubana

Eleggua, andaba por el mundo disfrutando de las distintas tierras. Entraba por la noche y salía por la madrugada y siempre las marcaba con distintos secretos, teniendo a las gentes bajo sus dominios y ellos no sabían lo que hacían.

Todo el mundo, aclamaba por Eleggua y le daban de comer en la tierra. Eleggua se hacía invisible y se llevaba la comida. Eleggua decía, me falta una tierra, que yo no he ido, es la tierra de abeyalini inle, que vivía con Ozain que le había echo Ifa a su hijo abeyebe awo, el cual con sus conocimientos de Ozain gobernaba esa tierra, pero le faltaba algo y Ozain su padre se lo recordaba siempre, que le quedaba algo por aprender.

Debido a Eleggua y a Ifa, que no eran atendidos como debían, la gente de esa tierra estaba muy disgustada y revuelta, donde Ozain ya no tenía dominio propio en esa tierra.

Abeyebe awo le dijo a su padre Ozain, yo voy a llamar a Eleggua a las 12 pm. Cuando haya un poco de tranquilidad, porque ya no hay dominio y lo vamos a perder todo.

Abeyebe awo, cogió un ounko keke, osadie meta, ayapa y se puso a la entrada de la población a llamar a Eleggua y rezaba;

Eshu beleke alaroye mowa eni Eleggua obara kinkeño eshu beleke Eleggua umbo obara mi alado mobati Eleggua awo ifa.

Le dio de comer y empezó a cantar;

Eshu beleke ifa laroye, ala laroye, ifa laye Eleggua.

Eleggua, que oyó ese canto, apresuro el paso y empezó a comer y se puso muy contento, porque en ninguna tierra le habían echo ese recibimiento, después que Eleggua comió, que era por la madrugada, salió con awo beyebe, llegando donde estaba Ozain.

Ozain, llevaba el garapacho de ayapa con epo, oñi y se lo dio a comer a Eleggua, que se puso muy contento con el padre y el hijo, que le contaron a Eleggua lo que estaba sucediendo en esa tierra.

Eso te paso a ti Ozain, porque tú nunca has usado ota, ahora vamos a preparar una echa afoshe junto al garapacho de ayapa, ori, efun y ahora que la gente no sabe que estamos aquí, vamos a trabajar.

Ozain, dijo; toma amansa guapo, cambia voz, parami, yamao, Eleggua salió junto con Ozain y cada uno comió un poquito de lo que ellos habían preparado, cogiendo una fuerza muy superior, llamaron a awo beyebe y le dieron de comer de eso y juraron los tres compartir sus secretos al pie de araba.

Enterraron parte del secreto, que lo hicieron como una pelota, la otra parte la regaron como afoshe en la tierra abeyabeni.

Eleggua, entro dentro de todas las casas pasando el afoshe por la cabeza de toda la población, así triunfo el hijo de Ozain.

Este Apataki lo encontramos en  el Oddun de Otura-idi


 

 Tradiciones Afrocubanas en Facebook 

 


Valoracion Promedio
4 de 5 estrellas. 2 votos.
Mi Valoracion:

Tambien te puede interesar:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

iworos.com es una pagina web que sirve de soporte a una iniciativa sin fines de lucro,
por lo tanto apegada a la legislación vigente, no esta facultada para hacer ni recibir cobros de ningún tipo.
Cualquier recibo o factura comercial con el logotipo o el nombre de iworos.com es parte una estafa