La Letra del Año del 2021 de la Sociedad Cultural Yoruba de Cuba NO ES VALIDA

A juicio del babalawo Lázaro F. Cuesta Valdés se violaron los procedimientos en la obtención de la sagrada palabra de Olofi

La Letra del Año 2021 levantó ampollas en babalawos de la Comisión Organizadora Miguel Febles Padrón de Cuba, una de las dos que desde 2015 colabora en uno de los eventos religiosos más esperados por los cubanos.

 

 

CiberCuba ha querido buscar una voz legítima dentro de la religión Yoruba para entender la polémica en torno a la Letra del Año. Para explicarlo, quién mejor que el sacerdote de Ifá Lázaro F. Cuesta Valdés (Iwori Bofun), uno de los babalawos más respetados de nuestro país, que también fue Gran Maestro de la Logia de Cuba.

No ha sido fácil llegar a Lázaro Cuesta, pero hemos tenido la suerte de tocar las puertas correctas. Esta entrevista ha sido posible gracias a la mediación de los sacerdotes de Ifá Juan Antonio Blanco Alzola (Osa Kuleya), ahijado de Cuesta, e Iván Duany (Irete Kutan). Ambos consiguieron que una de las voces más prestigiosas de la religión Yoruba accediera a contestar el cuestionario que le enviamos.

 


¿Te gusta este contenido?¿Quieres apoyar la iniciativa para que continuar publicando para ti? Puedes hacer un donativo, cualquier monto será bien recibido:

 

CiberCuba: Señor Cuesta, la Letra de este Año ha sembrado el descontento en la Comisión Miguel Febles Padrón de Cuba. ¿Qué ha pasado?

Sean mis primeras líneas para agradecer la deferencia de escoger a mi persona para esta entrevista, existiendo muchos hermanos con la capacidad y el prestigio necesario para haber sido escogidos.

La Ceremonia de Apertura de Año no puede ser motivo de descontento para la Comisión Miguel Febles Padrón, porque esa propia Comisión Organizadora realizó dicha ceremonia desde el año 1986 hasta el momento en que decidimos aunar ambas Letras con el propósito de evitar las contradicciones que motivaba.

La razón de la inconformidad es que después de concertar un acuerdo de cuál sería el procedimiento a seguir en las ceremonias, en esta ocasión se violaron los procedimientos y se realizaron las ceremonias de una forma diferente.

¿Cree que fue un error confiar en la Asociación Cultural Yoruba?

Considero que haber unificado las Letras no fue un error. Era algo necesario. Incluso fue la razón y el espíritu que motivó a la Comisión Organizadora de la Letra del Año Miguel Febles Padrón en el año 1986, porque en aquellos tiempos muchas casas sacaban una Letra, y el desconcierto era tal que lejos de ayudar a los religiosos practicantes, se creaba una gran confusión. La Comisión logró reunir en su seno a la mayoría de esas casas.

La Comisión acudió a la reunión con la Sociedad Cultural Yoruba despojados de todo tipo de interés y después de exponer los diferentes puntos en que existían discrepancias, se tomaron los acuerdos y con un estrechón de manos y un abrazo, quedó sellada la unidad.

El único error fue no haber exigido un Acta Oficial del Pacto con las firmas de las partes. Esa actitud nuestra es más que suficiente para demostrar que tuvimos confianza en la palabra empeñada por las partes y que después se quebrantó.

¿Habrá Letras del Año por separado el año que viene en Cuba?

No sé qué pueda suceder en diciembre con la Apertura 2021 – 2022, pues las circunstancias a las cuales nos enfrentamos son similares a las existentes en los años anteriores al intento (frustrado) de trabajar juntos. Creo que el tiempo que transcurra de hoy a finales de año será quien diga la última palabra.

Ikafun, signo regente este 2021, habla de falta de respeto entre religiosos, de ceremonias mal hechas, de corrupción. ¿Qué mensaje personal envía la Letra del Año a los religiosos? ¿Qué se puede hacer para que todo esto termine?

Efectivamente, el signo regente habla en sus textos de la ética que debemos tener los religiosos practicantes además de los requisitos morales que debemos tener. El signo regente nos llama a todos a la reflexión, so pena del castigo que impone la razón.

¿Qué le parece que cada año se reciban diferentes Letras del Año de diferentes partes del mundo? ¿Cómo puede un religioso escoger una como guía?

Durante muchos años la Letra del Año que se realizaba en Cuba era aceptada por el pueblo religioso de Cuba y por el reducido grupo de religiosos practicantes en las distintas partes del mundo donde estaban radicados. Hoy, producto de las masivas emigraciones de cubanos regados por el mundo, la práctica de las religiones de origen africano que se practican en Cuba, se encuentran diseminadas por el mundo y por consiguiente los líderes establecidos en esas diferentes partes han exportado nuestras tradiciones, estableciendo los mismos usos y costumbres. Yo no estoy autorizado a regular la conducta de cada religioso, creo que la proyección de cada cual, está ajustada a su formación como persona y como religioso.

¿Qué le parecen los precios desorbitados que piden diariamente muchos religiosos para ceremonias a personas necesitadas?

Cuando escuchamos hablar de los precios en las diferentes ceremonias, notamos que no se toman en cuenta los elevados precios que han adquirido todos los ingredientes que usamos en las mismas (animales, enseres, comidas, bebidas, etc, etc).

Se considera derecho el dinero con que el oficiante cubre la paga a las personas comprometidas en las ceremonias (babalawos, oriates, iyaloshas y babaloshas, cocinera y ayudantes, transporte, la hierba, etc, etc). Estas personas comprometidas fijan sus derechos por los servicios que prestan. Cuando usted suma, de manera indiscutible el importe es elevado, y puedo garantizarle que en la mayoría de los casos, el oficiante (padrino o madrina) es el menos beneficiado, salvo raras excepciones.

¿Qué piensa de los religiosos que no se dejan orientar por sus mayores? ¿Cree que es el motivo por el que no tienen el conocimiento adecuado?

Nuestra religión está formada por personas de la sociedad, una sociedad que ha perdido valores esenciales en las relaciones humanas y hoy vemos con pena la conducta y proyección de los jóvenes con los mayores y aún peor; los mayores contra los mayores. Por lo que considero que debemos rescatar todo lo perdido en la sociedad y de seguro ha de mejorar las relaciones entre mayores y menores en la religión.

¿Qué piensa de la religión que hoy se practica en África y la que se practica en Cuba?

Con relación a la forma en que se practica la religión en África, no tengo autoridad para emitir criterios, pues nunca he tenido el honor de visitar ese continente y tampoco he trabajado con practicantes africanos.

En Cuba tenemos diferentes formas de trabajo, las cuales me merecen mucho respeto y por no conocerlas tampoco emito criterios al respecto, lo que sí le garantizo, es que muchos sacerdotes de Ifá en Cuba, entre los que me encuentro, mantenemos las enseñadas, que nos legaron nuestros ancestros, que vinieron a Cuba en calidad de esclavos y aunque fueron sometidos a los más crueles abusos y atropellos, entre ellos la imposición de una fe diferente a la suya, y a pesar de los pesares fueron capaces de mantener las tradiciones que después nos transmitieron. Considero que por respeto a su memoria, nos toca a nosotros transmitirla a los continuadores.

Cuando yo era niña, era raro ver a practicantes de la religión Yoruba por la calle. Desde hace unos años hacerse santo se ha convertido en una forma de ostentación del estatus social. ¿Se nos ha ido de las manos? ¿Qué consecuencias tiene esto? ¿Peligran las tradiciones ancestrales?

Las religiones de origen africano siempre han existido en Cuba, pero la mayor parte de sus practicantes eran miembros de las capas más humildes de la sociedad, salvo raras excepciones, y siempre fueron muy discriminadas; razón por la cual sus practicantes se conducían con mucha discreción y las personas de clase media o más pudientes, casi ocultaban su militancia.

En Cuba hasta el año 1990, las religiones todas tenían serias dificultades y las personas se mantenían dentro de ellas pero de manera muy oculta. Después de liberada la fe, muchísimos religiosos practicantes salieron del closet y otros se motivaron a ser consagrados.

Al decir de alguien, «el cubano cuando no llega, se pasa» y eso ha sucedido con todas las religiones, donde después de la Liberación de la Fe, se desató un interés por parte de muchos por ingresar en una u otra religión o institución; sin tradición e incluso sin convicción. El resultado de esa masividad ha traído por consecuencia el desastre que hoy vemos y que todos censuran. Desde luego, no todos los sacerdotes de Ifá, trabajamos de la misma forma. Unos somos muy cuidadosos para darle entrada a un neófito a nuestra familia religiosa, otros son menos cuidadosos y otros mantienen la puerta abierta para que entre cualquiera.

Ika Fun nos señala nuestros errores y también nos indica qué debemos hacer para parar este desenfreno y para evitar que se repita en el futuro.

Señor Cuesta, ¿qué pasa con las mujeres de Holguín? ¿por qué no las aceptan? ¿Cree que su religión podría replantearse, quizás en algún momento, el tema de las Iyanifa? ¿No se arriesgan a que los tachen de machistas en un momento en que crece el feminismo?

Sobre el asunto de Holguín, me abstengo de hacer cualquier tipo de comentario porque carezco del conocimiento necesario para hacerlo y cuando no se conoce sobre un asunto la postura más decorosa es no emitir criterios al respecto.

En medio de la pandemia hemos echado de menos la voz de la religión en todas partes y Cuba no ha sido una excepción. ¿Qué ha pasado? ¿Cree que los ciudadanos hacemos mal en esperar demasiado de nuestros líderes religiosos?

Los signos regentes en los años 2018 y 2019 avisaron con antelación del fenómeno que nos venía encima y la predicciones escritas y las aclaraciones en la conferencia de prensa lo explicaron con mucha claridad, pero quienes pueden tomar las decisiones son los gobiernos si les prestan atención. Nosotros lo único que podemos hacer son rogativas y ebboses, a aquellos que tengan el interés y la fe.

Las mayor parte de las personas leen las predicciones y sólo prestan atención a las partes de beneficio económico, posibilidad de viajes, etc, etc.

Señor, el Movimiento Animalista cubano quiere que la nueva Ley de Bienestar Animal anunciada para febrero prohíba los sacrificios religiosos de animales. ¿Cómo ve esa propuesta?

El Movimiento Animalista Cubano puede plantear lo que considere sobre los animales que se sacrifican para los cultos religiosos que se practican en Cuba, pero deben tener presente que la Constitución de la República nos da el derecho de practicar nuestra fe, y los sacrificios están incluidos.

¿Qué sueña para Cuba, señor Cuesta? ¿Qué nos merecemos? ¿Cómo debe ser la Cuba del futuro?

Para Cuba y el mundo sueño un futuro más humano, más justo, donde podamos convivir bajo un mismo cielo, respetándonos los unos y los otros, independientemente de la forma en que pensemos. Somos hermanos y como tal debemos conducirnos.

Me gustaría que enviara un mensaje de esperanza a todos los cubanos, practiquen o no su religión.

Hermanos todos. Abracémonos todos a la fe. No perdamos la esperanza, que un mañana mejor es posible. Estemos dispuestos siempre a brindar la caridad. Muchas gracias.

 

 CiberCuba 

 


Valoracion Promedio
Sistema Operativo
Mi Valoracion:

Enlaces Útiles:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

iworos.com es una pagina web que sirve de soporte a una iniciativa sin fines de lucro,
por lo tanto apegada a la legislación vigente, no esta facultada para hacer ni recibir cobros de ningún tipo.
Cualquier recibo o factura comercial con el logotipo o el nombre de iworos.com es parte una estafa