Regístrate



Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.
Sabías que
  • Para saludar un iyawo toca tu corazón con tu mano de derecha y dile SANTO!
  • Durante el año de iyaworaje los santeros se les llama iyawo, nunca por su nombre!
  • Los santeros pasan un año vestidos de blanco (iyaworaje)
  • Orula se saludo diciendo Iboru, Iboya, Ibosheshe (completas las 3 palabras)
  • Si tienes Mano de Orula, al estar en presencia de un Babalawo debes saludarle a Orula
  • Los Orishas (santos) no bajan en sesiones de espiritismo
  • Los Babalaos nunca entregan Eleggua de Ota (Piedra)
  • Los Orishas (santos) solo hablan por el Caracol y el Coco
  • Los Babalawos no entregan collares de Osha! Solo los Santeros
  • El Eleggua que entregan los santeros es una PIEDRA! Nunca de Cemento
  • No existe el Eleggua espiritual! Eso es una estafa
  • Solo los babalawos entregan guerreros!

iworos.com es un portal que comparte informacion de espiritismo, osha e ifa para creyentes, iniciados, santeros y babalawos - Radio - Descargas - Libros

Añá tiene la virtud de comunicarse con todos los orishas y los llama a través de una serie de sonidos que se producen cuando los omoalañas o “sacerdotes de Añá” tocan los batá

Aña es un fundamento de tierra ibauba de dinastía real, compuesto por 4 tambores, los guerreros, ozain, iya tolokun (yemaya ceca) y una mano de Ifa. Esta deidad habla por voz de Orunmila, profeta de los orishas y por su propio sonido se comunica con los Orishas y Eggun, es lenguaje vibratorio sonoro.

Aña es el orisha de los tambores, representa el sonido divino en el cual reposa los poderes de Olodumare, es la voz divina que hablo en la creación, todos los orishas la reconocen pues tiene un sonido único y ritmo individual para cada Orisha. Aña inspira al oni ilu dándole habilidades para crear sonidos o esencia de tono para la comunicación entre los orishas con sus hijos.

Aña es la vibración divina, su nacimiento y desarrollo esta descrito en el oddun otrupon – bekowao. Aña es una de las deidades mas grandes e importantes del panteón yoruba, su divina vibración armoniza ori con alaleyo y egun con ikuako, es por ello que los tamboleros son realmente sacerdotes y su pureza es determinante al manipular estos divinos instrumentos.

Se dice que aña rige los riñones y que las faltas cometidas con esta deidad hace orinar sangre al imprudente. cuenta la leyenda en odun edibre que el universo estaba sumido en el caos y que olodumare toco su ilu, divino instrumento y el sonido de mágica vibración despertó a los orishas los cuales con sus herramientas se pusieron a construir el mundo creando la manifestación de los reinos, en otras palabras el sonido parió la forma.

Pero olodumare regreso al cielo y en la tierra los oshas se mostraron morosos, entonces olofin escogió a los omofa, personas que no pasan osha pues tienen la marca de ifa para que tocaran los tambores y estimularan a los oshas como fuerzas mantenedoras de la creación. antes de empezar un oro lo primero que se hace es refrescar con agua la puerta de la calle y se enciende eggun con sus menesteres indicados en osode previo.

Es de vital importancia que el lugar donde se efectuara el oro no haya ingestión de bebidas alcohólicas. el oro bata será interrumpido a la llegada de un alawa alawa u oluwo por que aña tiene el deber de saludarlo, pues el reconoce su osun leri en caso de haber sido presentado en aña.

Es un gran error y ridículo que el oluwo demore la marcha del tambor con ostentaciones y extravagancias que nada tienen que ver con nuestra religión. En este caso el oluwo se persigna con el owo y lo deposita como tributo a aña y a sus sacerdotes. Solo cuando el oluwo es quien de el aña tiene el honor de pararse frente a aña, por lo que se preparan 16 adimuses y las apetevi bailan a su alrededor sosteniendo el plato con sus manos sobre sus cabezas y el oluwo dejara caer monedas sobre estos para que ella los coloque a su alaleyo.

Las apetevi deberán tener la mirada abajo y nunca mirar directamente al awo como señal de respeto y reverencia. es balido decir que el oluwo no baila tambores [otura-ibeyi] lo prohíbe pues después de bailar dentro del igbodun de ifa lo sabido, el oluwo pierde ese derecho pues hizo un nuevo pacto y ese derecho es solo de iworos. cuando se toca para egun hay que tener preparada eyele fun fun y ewe ni egun y se hace obra con aña en beneficio de todos, entonses se le pregunta a aña si egun individual recibió el tambor.

 

 

Esto es algo importante. El osun del tambor debe medir lo mismos que el iya y su carga es la misma que el osun normal. Esto fue planteado por atanda falubi. Vale aclarar que en las ceremonias de aña trabaja al unísono ozainistas, iworos, y oluwos, para pintar en los cascos firmas de ozain hay que ser ozainistas, para pintar osun hay que tener osha leri y para pintar signos de ifa hay que ser babalawo, los que tengan las tres consagraciones pueden trabajar las tres posiciones.

Es un error discriminar a un hermano y mandarlo a salir del cuarto, solo que no puede trabajar en lo que no le corresponde. Aña entra a nuestro país en el siglo 19 por un babalawo de tierra oyo nombrado como juan el cojo y con nombre sacerdotal de aña bi, unido a atanda falubi, de tierra egbado y posteriormente ade sina ifa rola.

Estos construyeron bata para el cabildo shango teg dun llamado aña bi. Un segundo juego llamado atanda para el cabildo de regla el cual lo dirigía pepa eshu bi hija de ade shina al iya de este tambor lo llamaban voz de oro, era de caoba, en la habana ,en matanzas en el batey san cayetano estos oluwos aña construyeron y consagraron otro juego de tambor de nombre aña bi, conocido como maceo, lo recibieron unos lucumices de nombre clemor odo oni shango, sa tola agbo igui olo ozain, e ifa kore , a su muerte pasaron al poder de iza alfonso oluwo aña, al morir paso a carlos alfonso ala aña, quien se los dejara a chacha el quinto de los muñequitos.

Ado fo (higado) alejandro alfonso fue consagrado a principio de siglo en s. cayetano como ala aña por los oni aña y el 13 de noviembre de 1914 ebo misi lowo amado manuel diaz alfonso (sobrino de ado fo) a la edad de 5 años y al dia siguiente por haberse escondido dentro de un barril para ver los secretos fue consagrado ala aña recibiendo por nombre odo omi aña. adofo murió en 1946 en la habana después de haber entregado varios tambores y creo un método de trabajo en el cual los oluwos solo hacían ita.

Hay una historia matancera en 1952 bernardo rojas de visita en casa de amado (guantica) hizo osorde por arun de amado díaz fabián hijo de amado y anuncio que había que hacer ebbo pues algo religioso estaba oculto. resulto ser que dentro de la base de una virgen de la caridad del cobre que había sido traída de la habana al morir ado fo con los santos de maria antonia alfonso omo dada.

En la preparación de la velada de las mercedes amado descubrió en la base de la virgen una tapa, al quitarla encontró una carta escrita al dorso de la oración la mano poderosa y tres pañuelos uno rojo, que contenía a iyobi aña (fundamento del okonkolo) uno azul que contenía aya tolokun aña (iya) y uno amarillo que contenía itotele omele aña (itotele), esto dio origen a la construcción del tambor llamado ashe bora ilu aña, conocido en matanzas como la atómica, la osa, o voz de platino.

 

 

Después de 1910 con la muerte de los oni aña según fernando ortiz hasta 1927 nadie que no fuese babalawo entrego tambores de aña pues se desconocía el ritual ancestral. en la capital martín oya dina fue según conocemos, andrés roche, paulo roche okila kp (brazo fuerte) fueron iworos que consagrar tambores. en la provincia de matanzas ño blas cárdenas ifa kole fue uno de los oni aña iniciados por los primeros omo ilu aña en el país.

Bonifacio Patato Villamil tambien aporto su estilo que los ozainistas trabajaran aña independiente de iworos y oluwos. hubo muy buenos oni aña que no pueden dejar de ser mencionados tales como eduardo salako, octavio sama oba di meyi, manuel quántica, felipe garcía villamil bisnieto de ño blas cárdenas dinastía aña bi oyo cabildo de s. teresa y s. josé , bonifacio patato villamil, bonifacio pipi ulloa, tono bleque, etc. se conoce que en 1950 cuando llego aña a los estados unidos los afobo aña provenientes de matanzas ,en la isla solo habían 15 juegos de bata.

 

Los omoalañas

 

Los omoalañas son los sacerdotes consagrados a Añá, llamados comúnmente en América, tamboreros. Ellos son los que tienen la potestad de manipular y tocar los batá sagrados donde vive Añá. Ningún otra persona puede hacerlo si no está consagrada en la cofradía de los Omoalañas, consagración que requiere de ciertos requisitos. Lo primero es que la persona debe ser aceptada por Añá, esto se sabe a través de un ceremonial en donde se le pregunta al oricha si el individuo nació para ser omoalaña o si posee suficientes méritos morales para serlo.

Por otro lado esta persona debe ser hombre, en todo el sentido de la palabra, o sea que no puede ser homosexual. Lo otro es que debe dominar el instrumento del tambor, aunque no es una condición obligatoria, aunque para algunos omoalañs si debe ser. Además, el individuo no puede ser “montador”, o sea que no debe ser de aquellas personas que tienen la condición de ser posesionados por espíritus o santos. Después de agrupar estos requisitos la persona pasa por una serie de ceremonias empezando por la de “lavarse las manos”, la cual le permite cargar, custodiar y tocar el tambor. Esta ceremonia debe ser ganada y dependerá del grado de responsabilidad y seriedad que tenga la persona en el ámbito religioso. Luego de esto el Yambokí o aprendiz puede ser juramentado en Añá. La diferencia entre tener las manos lavadas y ser juramentado es muy poca y se basa en ciertos detalles que se ejecutan dentro del cuarto de consagraciones, pero cualquiera de los dos ceremoniales permite que la persona pueda tocar el tambor. Luego de esto el omoalaña va adquiriendo jerarquías las cuales dependerán de su antigüedad como tamborero y del conocimiento en el campo de Añá, lo cual se fundamenta, entre otras cosas, en el estudio de los múltiples toques que se le hacen al tambor batá a la hora de usarlos en honor a los orichas.

 

Las jerarquías también dependen de si la persona tiene santo hecho o es babalawo. Esto le puede dar mayor jerarquía al tamborero aunque es relativo, porque si la persona está consagrada en la regla de Ocha pero es aprendiz en la tierra de Añá tiene que respetar a los omoalañas más antiguos así éstos no tengan santo hecho. Esta es una condición establecida por Añá aunque siendo una hermandad muy estrecha estos personajes tratan de mantener la igualdad entre sus filas.

Los omoalañas son personajes que gozan de una alta jerarquía en la sociedad africana, son tratados como altos dignatarios debido a la importancia que tiene el tambor en esta cultura ancestral. En nuestro continente han mantenido intacto las canciones y rezos que los primeros omoalañas dedicaban a los

orichas en la época esclavista. Existe una anécdota que ilustra lo antes expuesto. “Una vez un grupo de tamboreros cubanos llegaron a la ciudad de Oyó, en Nigeria, con motivo de un intercambio cultural. En dicha ciudad, según cuenta la tradición yoruba, gobernó Changó como su cuarto Rey.

En un momento en que se encontraban sin hacer nada los omoalañas cubanos comenzaron a tocar el batá y a cantar canciones de Changó sin saber que se encontraban frente al castillo del Alafin (Rey) de la ciudad. Luego de tocar y cantar varias canciones las ventanas del palacio comenzaron a abrirse e inmediatamente un emisario se les acercó y les comunicó que el Alafin quería recibirlos. Cuando llegaron al salón de protocolos el Alafin les pidió por medio de un intermediario (el Alafin usa intermediario porque jamás dirige la palabra a un extraño debido a su jerarquía que lo hace casi una deidad viviente) que lo honraran permitiendo que aceptaran sus atenciones mientras estuvieran en la ciudad, pues ellos lo habían honrado exaltando a su antepasado Changó con su propia música.”

 

 iworos.com 

 


Archivado en:

Sobre El Autor

WebMaster

Espiritismo - Osha - Ifa

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.