Regístrate



Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.
Sabías que
  • Para saludar un iyawo toca tu corazón con tu mano de derecha y dile SANTO!
  • Durante el año de iyaworaje los santeros se les llama iyawo, nunca por su nombre!
  • Los santeros pasan un año vestidos de blanco (iyaworaje)
  • Orula se saludo diciendo Iboru, Iboya, Ibosheshe (completas las 3 palabras)
  • Si tienes Mano de Orula, al estar en presencia de un Babalawo debes saludarle a Orula
  • Los Orishas (santos) no bajan en sesiones de espiritismo
  • Los Babalaos nunca entregan Eleggua de Ota (Piedra)
  • Los Orishas (santos) solo hablan por el Caracol y el Coco
  • Los Babalawos no entregan collares de Osha! Solo los Santeros
  • El Eleggua que entregan los santeros es una PIEDRA! Nunca de Cemento
  • No existe el Eleggua espiritual! Eso es una estafa
  • Solo los babalawos entregan guerreros!

iworos.com es un portal que comparte informacion de espiritismo, osha e ifa para creyentes, iniciados, santeros y babalawos - Radio - Descargas - Libros

Pancha Duarte ó el ánima del Taguapire” fue una mujer bondadosa, responsable, decente y de un carácter recio que no aceptaba el tuteo como fórmula de tratamiento

María Francisca Duarte nació el 03 de Marzo de 1846. A pocos kilómetros de Santa María de Ipire, Estado Guárico se encuentra el Hato Barrialito el cual perteneció al Señor Natalio González Hurtado. En ese hato llegó a desempeñarse como trabajadora María Francisca Duarte “Panchita” Duarte a quien popularmente la conocen como “Mamá Pancha, Pancha Duarte ó el ánima del Taguapire”; fue una mujer bondadosa, responsable, decente y de un carácter recio que no aceptaba el tuteo como fórmula de tratamiento.  Relatan los ancianos de la localidad y zonas adyacentes, que además de ser bondadosa era una excelente partera (comadrona, como las llamaban antes). Se dice que murió de paludismo, desconociéndose el día y año exacto de su muerte y que cuando la llevan a enterrar el caudal del río les impidió atravesarlo, por lo cual tuvieron que colocar el chinchorro donde la llevaban debajo de un árbol de Taguapire.

Al día siguiente cuando ya el río les permitía proseguir el camino no pudieron movilizar el cadáver porque éste estaba tan pesado que decidieron enterrarla al pié del árbol, de ahí que al ánima se le conoce como ánima del Taguapire.

    Cuenta la leyenda que un día un llanero de la zona se sentó a descansar en el árbol y le pidió al ánima que le ayudara a recuperar su ganado, a cambio él le haría un cercado de palma para que nadie la pisara,  el milagro se cumplió y el hombre no pagó su promesa, por lo que el ánima se manifestó a través de una aparición, causándole un gran espanto. Para compensar su falta, el llanero mandó a construirle un túmulo de ladrillos en el sitio donde fue enterrada, el cual vino a constituir el inicio de lo que es hoy día la Capilla del Ánima del Taguapire, desde ese momento, cada viajero y visitante de la región hace su parada en éste lugar para pedirle al ánima milagrosa que le ayude a resolver sus angustias.

Su Tumba y Su Santuario

El santuario del Anima del Tagüapire está ubicado en santa María de Ipire, población zarrapiera y criaderos de mulas, en tiempos pasados, transito de ganado y aposento de viajeros. Un área de unos 400 metros cuadrados sirve de descanso y de refugio a los tantos fieles y peregrino que visitan el lugar. El santuario en si con su forma rectangular tendrá unos 50 metros cuadrados. En el centro de la Tumba de mármol en la que reposan los restos de Francisca Duarte.

Un Poco mas Sobre Mama Pancha

Guatire es una ciudad del Estado Miranda, capital del Municipio Zamora, que en los últimos años ha conocido un acelerado desarrollo y crecimiento debido a la expansión y sobre población de la ciudad de Caracas, y las actividades industriales que se realizan en ella, en está zona mirandina en un lugar montañoso cercano a villa del ingenio esta ubicado este monumento natural dedicado a esta entidad espiritual en donde los Marialionceros peregrinan durante todo el año, este lugar lleno de magia, encantos donde las energía espirituales fluctúan es un lugar en donde las curaciones son permanentes, las caravanas migran a este lugar en los días festivos como el 12 de Octubre y Semana Santa manteniéndose como una opción para los que no pueden ir a Sorte durante estas temporadas, lugar que tiene 2 accesos uno por un camino de tierra en el cual se cruza el río tres (03) veces y otra un acceso vehícular que surca la montaña; ambos accesos terminan en el altar principal donde se erige un circulo con dos pilares de piedra y encina la imagen de la Reina María Lionza sobre la danta, teniendo en el centro la imagen semi completa de de Francisca Duarte, altar principal donde las y los guía de las caravanas que visitan este templo natural solicitan el permiso entre tabaco, aguardiente y velan para que Francisca Duarte los acompañe y proteja durante la estadía dentro de la montaña.

Leyenda hecha música

La Leyenda de Francisca Duarte ha llegado a todos los rincones del país, con mayor predominancia en el estado Guarico en donde se dio a conocer la historia de esta comadrona guariqueña, su historia ha llegado a conquistar los corazones de dos grandes cantautores uno de la música llanera y otro un cantautor popular ellos son; Luis Miguel Gota cantautor llanero guariqueño que relata la historia verdadera en unas melodías que estremece a cualquiera y el otro Reinaldo Armas que le canta con amor enalteciendo su espiritualidad como ánima milagrosa de Venezuela.

 

 

Vida de Franscisca Duarte

(Narrada por ella misma a través de una medium)

Nota: Se transcribe tal cual, se desconoce el nombre de la materia en donde Mama Pancha hizo presencia. Al pie del relato se da el nombre del hermano espiritista que la facilitó. Luz y bienestar para él.

“… Con el permiso de la excelente Médium espiritual que Canalizo los fluidos espirituales que permitieron recibir estos mensajes tan hermosos y con la autorización de mi madrina espiritual Francisca Duarte publico a continuación en este prestigioso foro en forma de aporte; la Biografía de Francisca Duarte. (Anima del Taguapire) Ser especial, amoroso, que cuida, aconseja y sana a sus devotos en el nombre de DIOS Todopoderoso. Dicha Biografía fue narrada por ella misma encajonada espiritualmente en una materia…

Gracias a ella y a otros espíritus de Alta Luz, tuve la dicha de Conocer el amor infinito de DIOS hacia nosotros sus hijos, ya que me enseñaron lo hermoso de los buenos caminos Espirituales y me hicieron enamorarme profundamente del Espiritismo, Amor que ha perdurado por Muuchos Años y cada vez se fortalece y aumenta más…

Honor a quien Honor Merece…DIOS todo poderoso bendiga, eleve y le de mucha más a luz a Francisca Duarte, Anima del taguapire y Científica espiritual…Amen

Roberto Salas…

Biografía De Francisca Duarte narrada por ella misma 1ra parte:

¡Ah mis hijos!, hace tanto tiempo que he recorrido por todos los caminos, que voy a recorrer mi pasado y mi presente para traerte lo mejor de mi vida y mi historia.
Retrocedo un poco hacia atrás y hablo de la Venezuela en la época de los españoles. Era una época donde la gente nacía preparada para luchar, por eso nuestros padres se encargaban de prepararnos para batallar por la tierra.
Se sabían que existían muchas tribus a nuestro alrededor, pero ninguno se preocupaba de ir hasta donde estaban los indígenas, ya que ellos siempre buscaban lugares aislados.
Era la época en que los españoles, en un primer momento llegaron por el sur del territorio y al no encontrar rastros humanos en esos momentos, se marcharon. Luego regresaron por el occidente, por los llanos, por lo cual tuvieron que caminar mucha tierra. Para no perderse dejaban huellas y marcas en el camino; hasta que un día, unos españoles perdidos consiguieron unas tribus de indígenas.
Tiempo después, los españoles vuelven nuevamente a este territorio, porque un mensajero dijo que aquí en estas tierras había muchas riquezas y tesoros. En esta época todas las rocas y piedras eran doradas, tenían oro y era a través del brillo de esas piedras que los indios conocían la hora y el tiempo.
Esta etapa para mí fue la más dura, por la llegada de los españoles, ya que persona que encontraban en su camino, la mataban, ellos tenían armas y nosotros no; nuestras herramientas eran palos y garrotes y los indígenas tenían sus flechas. Por eso perdimos.
Yo percibía a los españoles como traicioneros. Ellos tenían algunas sabidurías y palabras desconocidas. Traían espadas y cruces, a nosotros los pobladores y a los indígenas nos parecían extraños. Cuando los españoles colocaban la espada hacia la tierra eso significaba “No Lucha”, “No Guerra” y la cruz significaba “DIOS”, y era de esta manera que obtenían las cosas que querían para luego quitárselas a la gente hasta con la muerte; por eso eran traicioneros.
Nosotros los pobladores y los indígenas pensamos que los españoles eran demonios porque con los símbolos de espadas, cruces y armas sembraban el terror y la muerte…
En esta etapa, debíamos luchar y batallar por la tierra.
Y así, mijo, seguí avanzando en mi camino y te relato la otra etapa de mi vida que es la más hermosa que viví.
Naci un 03 de Marzo de 1846, en las llanuras del estado Guárico, hija de padres llaneros que recorrieron rumbos dentro del mismo llano. Mi madre se llamaba Altagracia Duarte y mi padre Marcolino.
Mis años como niña fueron felices, hasta que a los 7 años muere mi madre, y al morir ella, la hermana de mi madre, cuida de mí hasta la edad de 11 años. Cuando mi tía decida hacer su vida con un hombre, se marcha y nuevamente vuelvo a quedar sola con mi padre.
Mi padre era un hombre con Hacienda, un hombre trabajador de la tierra, amante de los animales, producía mucho ajonjolí y girasol. Por lluvias, tempestades y por muchas otras cosas pierde sus tierras y nos vamos a Santa María de Ipire. A los 11 años me llevan a trabajar a una hacienda llamada Mirralla.
Cuando tenía 15 años, mi padre muere y quedo nuevamente sola. A los 16 años regreso a Santa Marie de Ipire y a los 19 años hago mi vida con un hombre llamado José, un hombre bueno, un hombre ideal y buen padre. Con el engendro 4 hijos: José, Arquímedes, David y Aníbal.
Aníbal y David eran muy Callados, José era muy Alegre y Arquímedes muy trabajador, pero muy aventurero. Todos mis hijos eran hombres encaminados a trabajar. A todos les gustaban las fiestas. Aníbal era amante de los animales y aunque no estudio medicina, curaba todo lo que tenían los animales.
El murió joven a los 38 años, de una epidemia. De mis hijos 3 murieron de enfermedades y uno de viejo.
José mi marido, muere a los 30 años, picado por una culebra que le causo gangrena.
Luego de todo lo vivido, yo me dedique a cumplir misiones que para mi significaban solo una luz que DIOS me dio para ayudar a los demás.
Durante esa época viví muchas tristeza y en muy pocas oportunidades felicidad. Fui muy querida por la gente que me rodeaba y me llegaron a conocer como la negra Francisca Duarte, una mujer que a edad joven, le gustaba moverse y pensar ante las cosas; me gustaba mucho buscar alguna labor que hacer y así fue durante esos años.
Luego de la muerte de mi marido, comencé la misión ante mi vida, que debía cumplirla sola, sin que nadie estuviera cerca de mí. Al pasar los años, acepte la sabiduría que DIOS me había dado; me sentaba a meditar y luego a realizar curaciones.
En aquella época, en los campos y en las afueras de la ciudad, comenzaron muchas enfermedades, pero no fueron enfermedades para los seres humanos sino para los animales, todos eran señalados.
Una de las primeras curaciones que viví, fue hermosa: Había un hermoso caballo que se llamaba Colibrí, inquieto pero bueno, al que le cayó una peste que hasta los pelos de su cuerpo se le caían. Estas pestes o enfermedades, se transmitían a través de las aguas que caían y la suciedad que quedaba en las tierras. Este animal tomo de esas aguas.
Un día, llego a la palacera y vi una gran mancha en el cuerpo del caballo, lo cure sin saber que tenia. Vuelvo el día siguiente a ver como estaba y lo noto mas decaído, se le estaba comenzando a caer el pelo. Preocupada por eso, pido ayuda con mi mente para salvarle la vida. Le pido a DIOS que me ilumine y con un poco de tierra y hojas de tremerá comienzo a ponerle parches en el cuerpo con las cosas que produce la naturaleza.
2 días después, veo al caballo levantado ya, pero al pasarle las manos por su cuerpo, los pelos se me quedaban en ellas.
Le pido a DIOS nuevamente que me diera la solución para eliminar la caída del pelo y DIOS me dijo “En tus manos te lo encomiendo, con Fe lo curaras, no necesitaras a nadie para curarlo, pero voy a necesitar toda tu Fe para levantarlo y para que no caiga”
Tome una parte del pelo y lo moje con agua reposada y con ese pelo limpie el cuerpo del caballo y a partir de ese momento el caballo se curó, tal vez no era el agua ni el pelo, sino mi Fe y el poder que DIOS me había dado.
En esa época había enemigos que decían que todo lo que yo hacía era por obtener unos granos de café y DIOS me dio el privilegio de que cerca de mi casa naciera una mata de café.
Sabes, Mijo, yo ayudaba y aconsejaba a toda la gente que me necesitara. En esta época las preocupaciones de los pobladores era la lucha por preservar sus siembras y porque el ganado no se les enfermara. No habían más ideales para los que estábamos en el llano.
1 día me senté en una piedra a la orilla del rio a descansar, después de una larga labor y llegó un hombre dueño de ganados y me pregunto, preocupado, ¿Qué podía hacer para salvar su ganado, porque se le estaba enfermando? Yo le dije: Mijo lleva tu ganado a arar en las mañanas, llévalos a las aguas y frótales las caras y todos sus cuerpos y veras que se fortalecerán.
Aquel hombre tomo su camino y a los días paso nuevamente por el mismo lugar y me dijo que su ganado se había curado. Como ese hombre recorría tantos caminos, se fue corriendo la voz de que yo, Francisca Duarte, curaba y de allí comenzó la gente a buscarme en la misma piedra de aquel lugar.
En aquellos años había tierra en abundancia y la gente no tenia limites para extender las siembras hasta donde quisieran porque había plenitud. Todo era tuyo, si tú querías, si tu lo trabajabas. Me hice dueña de ganado, porque el venia y se quedaba allí y los atendía, les regaba su comida, el maíz, entonces ya eran míos y de todos. Eso me recuerda una de las tantas anécdotas de mi camino.
Salgo una mañana, como a las 4, en búsqueda de semillas para sembrar un solar que estaba medio muerto. Siempre me preguntaba que si lo que estaba en tierra caliente, podía nacer en tierra fría; es decir, a las orillas de las aguas (porque generalmente esto no crece a orillas de los ríos).
Salgo preocupada porque no había cosecha y esa parte del solar nunca había tenido la suerte de que lo que sembrara se cumpliera.
Esa mañana no me ocupe de mis hijos y me voy a hacer el camino. Le pido a DIOS y al rio, al poder de las aguas, que me presten sus semillas, alguna que pudiese encontrar. Siento que las aguas seguían tranquilas, sin movimiento fuerte y le digo a mi DIOS y a las aguas, ¡Dame el poder para sembrar y que se me dé ya, va mucho tiempo sin encontrarla, dámelo con toda mi alma!
Recojo mis semillas y ramas de lo que encontraba, siembro y espero que llegue el atardecer. Aro en el día, al lucero y en el atardecer siembro y tapo mis semillas y me quedo con mi fe.
Pasaron los días y veo que las maticas estaban secas. Entonces, después de días, otra mañana me paro, veo las maticas apunto de secarse y digo ¡Bueno DIOS y el poder de las aguas, está bien, no puedo recoger nada de ti y tu tampoco me sembraste!
Pero no las quite y en el instante que digo esas frases para él y para el poder de las aguas, comienza a llover mucho y muy fuerte. Llovía toda la noche y escampaba y otra vez llovía.
Otra noche volvía a llover y así durante 2 días llovió muy fuerte. Había otra semana que no llovía y así fue cambiando el tiempo de sembrar a la cascada.
Ese año no se cumplió la cosecha, pero al año siguiente sí. Y al final del solar, se hizo una quebrada y tuve buenos sembradíos
Sabes mijo, la tierra tiene un don, es de quien la hace, es la más absorbedora del agua y cuando son vírgenes se hacen quebradas. Estos son relatos e historias verdaderas de mi vida.
Durante esta época también me dedique a luchar y a batallar. Cuando los hombres luchadores se escondían en el llano, las mujeres hacíamos las herraduras de los caballos, las espadas, las bolas que explotaban y todas las cosas que se producían con el hierro. Cuando por momentos cesaban las batallas, nos encargábamos de preparar los alimentos necesarios para los criollos luchadores, con el fin de que se fueran nuevamente a la batalla.
A pesar de que en esta época ya Venezuela era independiente de España. Todavía en muchas regiones del llano quedaban algunos españoles que luchaban por mantener sus tierras y esas eran las luchas que había. Acuérdate hijo mío que lo que sucedía en Caracas era desconocido por muchos pobladores del interior y cuando comenzaron las luchas internas por conservar el poder de cada región, a través de sus caudillos, comenzaron las batallas por el llamado liberalismo que trajo consigo muchos enfrentamientos.
Bueno Mijo, así como había luchas, también había alegría y a mí me gustaba vivir en alegría, me gustaba que la gente sonriera siempre y que tratara de buscar esa parte de la paz, a pesar de los problemas que vivieran. Me gustaba bailar, siempre me iban a buscar y yo bailaba, o todos venían a donde estaba el baile de Francisca: Vals llaneros, Coplas.
Yo sufría de dolores en las piernas de muchas veces pasar las crecidas del rio, después de hacer una gran labor, otras, de sudar tanto en el camino, tenía que cruzar el rio y coger el paso del camino; eso producía espasmos y dolores en mis piernas.
En Aquellos años, en el pueblo de Santa María de Ipire, existía un puente de madera, todo el mundo tenía que pasar por allí para llegar al pueblo. Yo, tras caminar tanto, laborar tanto en mi camino y cumplir tantas misiones encomendadas por DIOS, es el mismo quien señalo un lugar especial para mí: El árbol de Taguapire. Yo siempre me sentaba a descansar allí, después de recorrer los caminos de mi labor. Ese era el lugar donde pasaba la gente, porque no había otra entrada ni otra salida.
Muchos que me conocían, se paraban y me saludaban y otros se quedaban para conversar, y algunos me decían: ¡ay, Francisca me duele el dedo…!, ¡ay Francisca me duele la cabeza…! ¡ay Francisca me pasa esto…!, Yo les decía, ¡Ah, si mijo!
Ya en aquellos años DIOS me había dado ese don para dominar un poco las enfermedades y un poco de poder para dar salud o simplemente aliviar un dolor. Y así poco a poco, fue corriendo de voz en voz que yo curaba. Unos decían que era bruja, otros que era hechicera y otros curandera.
En esa época, todo el que curaba, que no estaba muerto, que no fuera Doctor, significaba que era brujo y nunca un curandero de camino. La curandera en aquellos años, no era la que desaparecía el dolor, era la que si ibas a parir, hacia que saliera el muchacho; era la que si tenias una llaga, te echaba el monte o lo que tenía en aquellos años para curar; entonces nadie te tenia temor, pero cuando alguien que hacia mas en el camino, ya era una bruja o hechicera.

Ahora les relatare mi muerte…
Yo muero en el año 1929, a la edad de 83 años, pero cuando llego el momento de mi muerte y de mi entierro, sucedió algo muy significativo:
Para salir de Santa María de Ipire, siempre se debía cruzar el rio y para llegar hasta el cementerio había que atravesarlo; DIOS determino ese día, que la gente no pasara el rio. _Hubo una gran crecida, lo que motivo que me enterraran en mi lugar, en el árbol de taguapire. Hubo alguien que para mí fue un gran amigo llamado Macario, que después de la crecida del rio, dijo: “DIOS indica, que ella debe ser enterrada en su lugar, donde ella siempre estaba.
Después de haber sido enterrada, aparecí a los siete días en el árbol de taguapire. Había mucha gente que en aquellos años no sabía de mi muerte. Muchos me vieron y charlaron conmigo sin saberlo, después de muerta. Entonces de allí fui llamada el Anima del Taguapire.
Todos los muertos son ánimas, ¿Sabes?, porque aparecen. Muchos, muchos espíritus han sido llamados así por la gente campesina, y decían: a mí se me apareció fulano de tal convertido en animal, y se comenzó a hablar que después de ver pasar un perro, el perro se convertía en hombre; entonces se quedo la palabra anima, porque nunca los campesinos pronunciamos la palabra completa.
Poco a poco me fui convirtiendo en anima, aquella mujer que aparecía en Santa María de Ipire, y así fui avanzando como espíritu, cada vez con más devotos. Esto pasa después de muertos a los elegidos para formar parte del mundo de los muertos, dependiendo de cada misión cumplida en la tierra.
En un primer momento, yo pertenecí a la corte chamarrera. A esa corte pertenecen todos los viejos campesinos venezolanos, que usaban los garrotes y palos para trabajar, para cumplir. No usamos el palo porque seamos cojos, ni mal de las piernas, sino que es nuestra herramienta. El palo significa Rigidez, Mandato, sabiduría, años de experiencia y nuestras palabras se hacen sabias. Cuando paramos el palo hacia arriba es porque hay un mandato y cuando lo bajamos, estamos con todos y aceptamos el camino.
Como espíritu, he ido avanzando, hasta que hoy he ascendido otros escalones más para llegar y esto lo logre por las misiones cumplidas y los milagros realizados.
He tenido que aflorar a la tierra, para ayudar a mis devotos y ayudar a todo aquel, que con fe este siempre conmigo, y tratar que la gente mire la vida con sencillez y pueda buscar la vida de DIOS y estar a su lado. Esta es la misión de Francisca Duarte, que todo el que esté a mi lado sea merecedor de este camino.
Las luces, las gana un espíritu a medida que va cumpliendo misiones como terrenales, que luego dan el permiso, para que después de muertos, puedan continuar cumpliendo misiones. Mis misiones son paciencia para oír a mis devotos, curar la salud, ayudar a la gente y aun como espíritus seguir batallando con los terrenales para cumplir misiones. Los espíritus ayudan a la gente en muchas cosas, pero todo queda de parte de los terrenales en poner la fe en ellos para lograr sus cosas, si no hay fe, no podemos trabajar…
Para nosotros los espíritus no hay realidad material, porque la podemos producir. Entonces no es realidad para nosotros. Para mi es realidad que mis hijos sean buenos y encaminados, triunfantes, que independientemente de los caminos materiales, sea el gozo espiritual lo que reciban, el sentirse grandes porque es el espíritu el que esta grande y no lo material, porque lo material se consigue aun robando y matando; entonces para nosotros no tiene valor y cualquier cosa que podamos hacer para ustedes, para que encuentren lo material, lo podemos hacer, pero más importante es lo espiritual, prepararlos para enfrentar la vida fortalecidos.
En aquellos años de mi vida fui una analfabeta, porque no había más. Mi mayor anhelo en la vida era llegar a ser una gran científica del camino, pero en esa época no existía esa posibilidad.
Sin embargo, después de muerta, DIOS me ha concedido ese anhelo, porque DIOS nunca olvida los deseos y anhelos de sus hijos. Ahora como espíritu, DIOS me ha dado sabiduría en el camino, de conocer muchas cosas y hoy por hoy, soy la abuela científica, porque tengo la amplitud del infinito para saber y hablar con cualquier terrenal de cualquier tema de este mundo, del conocimiento científico y de lo que se presente en el camino…
Bueno, mijo, ahora van mis grandes mensajes y consejos para mis hijos y devotos. Yo quiero que ustedes siempre lo recuerden:
* La depresión y tristeza me aparta y aleja del camino. Puedes tener impotencia, pero no depresión, porque te apartas del camino, no mejoras la vida con depresión. La depresión es ser débil, es perder la esperanza, la depresión es la caída del alma. Depresión es ser incapaz y deshonra el alma y el espíritu mío.
*La vida te reta, pero la vida es más débil que tu y la vida nunca se acaba, tienes que ser más fuerte que ella.
*Derrotado es aquel que no tiene paz. Recoge todo aquello que has sembrado en el camino y recoge el camino que ha dictado DIOS y di Amen por esas palabras.
*Hay que vivir el momento de la espiritualidad para que te de recompensa en el alma.
*En la vida cuando recorres, siempre está detrás de ti quien te respalda, quien te sostiene y no hay nada más.
*Un éxito en el camino de cada devoto es un éxito espiritual, un logro y orgullo espiritual.
*Yo estoy rodeada de Paz, no soy una bruja, no soy una hechicera, soy un anima que solo necesita de tu fe y devoción, nada más.
* De lo que tú te emanes, así te ira y si dentro del mundo espiritual tu emanas las cosas más bellas, así será tu espíritu, porque en el fondo de su ser, la única satisfacción del hombre es su fe y el de mantenerse para alcanzar sus cosas con gran esperanza, porque es lo que el da, refleja y tiene derecho de merecer.
* Lo más hermoso de un hombre integro es el ser un captador de la vida, jamás las cosas deben ser a tu propia conveniencia, porque acuérdate que hay un mundo que te rodea y cuando eres un hombre integro, sabes encontrar lo bueno y lo malo y cuando entras en lo malo, no aprenderás ni practicaras lo bueno.
*Para llamar a los espíritus no es necesario tener un t _ _ _ _ _, ni ninguna herramienta, sino la evolución y fortaleza mental que tenga la materia para bajarlo. Esto que les digo, es un hecho real, comprobado con pruebas en el camino de lo espiritual.
*El espíritu está presente siempre y la materia solo necesita la concentración de su mente. En los altares no hay que fumar para bajarnos, estamos en todas partes y en una buena materia la sabiduría llega por nacimiento y el espíritu elige su materia, de acuerdo al poder mental que tenga. Materia es el que es elegido en su camino para hacer una buena evolución.
No determinamos los caminos con ninguna herramienta terrenal, estos si necesitan herramientas para saber su camino.

*Y para mis devotos y misioneros les digo: “Tiempo lo tienen, no lo pierdan” (Aprovechen el tiempo).
Por último, Otra cosa importante que les digo es que Yo, Francisca Duarte, Anima del Taguapire, en ninguno de mis recorridos pude haber sido una hechicera ni bruja, siempre recorrí el destino para encontrar mis caminos; los brujos malos, aquellos que han trabajado y trabajan hechicerías y magias negras y crean que me han utilizado, están muy equivocados, los espíritus de luz, no trabajamos para lo negro, no nos volteamos, ni nos prestamos para hacerle daño a nadie, nunca nos prestamos a dañar o perjudicar a nadie, andamos en la luz y no las sombras…

Espero les haya gustado este relato espiritual y les sirva para conocer aun más a ese espíritu de luz y bondad llamada: Francisca Duarte, Anima del Taguapire…”

Paz y Bendiciones para todos amen…
Roberto Salas.

DIOS es Amor, guía mis pasos y mi vida.
Espiritista es aquel que Armoniza y Equilibra: Cuerpo-Mente y Espiritu para ponerlo a la disposición de los espíritus de Luz y en el nombre de DIOS brindar asistencia espiritual a las personas que lo requieran.

 

 

 Paola Ortiz de León 

 


Archivado en:

Sobre El Autor

Espiritista-Tarotista - Autora

Músico, Profesora de Música en el Sistema Nacional de Coros y Orquestas de Venezuela , Prof de Cultura Latinoamericana y del Caribe, Espiritista Marialioncera, tarotista, Omo Obbatala.

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.